Destacamos
Liliana Louys expuso el mes pasado ante el plenario de comisiones de la Cámara de Diputados.

[VIDEO] Liliana Louys interpeló a los diputados: “¿Pro Vida o pro negocio del aborto clandestino?”

En la audiencia de este martes del debate sobre la legalización del aborto que se lleva adelante en el plenario de comisiones de la Cámara de Diputados de la Nación, la directora del Área Interdisciplinaria de Estudios de la Mujer y de Género de la Universidad Nacional de Jujuy (UNJu), Liliana Louys, descalificó las posturas antiabortistas autodenominadas Pro Vida haciendo referencia a las torturas infligidas a mujeres embarazadas durante la dictadura cívico militar, a los abusos sexuales cometidos contra niños, niñas y adolescentes por parte de miembros de la iglesia y al negocio del aborto clandestino.

Convocada por la diputada nacional Carolina Moisés, Louys -que cuenta con más de 40 años de trayectoria en la defensa de los derechos de la mujer- inició su ponencia haciendo hincapié en que el aborto en Argentina es legal desde hace casi 100 años, y que el debate actual es “si nuestro país, como Estado democrático, va a seguir negándole o no a las mujeres y a las personas con capacidad de gestar, el ejercicio del derecho a decidir, en forma autónoma, acerca de su proyecto de vida”.

Para ello desarrolló, en los breves 7 minutos que tiene cada ponente para exponer, una diferenciación entre el problema político y el problema moral.

Louys destacó que la discusión esencial es de índole política, dado que “el control sobre los derechos de las personas, la restricción de sus decisiones autónomas y la obligación, bajo sanción penal, de continuar con un proceso biológico, que ocurre en su propio cuerpo, que es indeseado, pero también, evitable, esa obligación, no es compatible con un Estado democrático”. Y remarcó, que para quienes quieren debatir y plantean la problemática desde la moral, es netamente de índole personal.

“Que el embrión sea persona no es un dogma (es decir, una verdad revelada) de la Iglesia Católica”, afirmó, y agregó luego: “No es una afirmación avalada por el magisterio de la iglesia ni por la infalibilidad papal”. Argumentó que no es una verdad revelada basándose en la Doctrina de la Hominización Retardada (que la iglesia sostuvo durante 1850 años) “que plantea que el alma es infundida, en el cuerpo, luego de un cierto proceso de desarrollo y sólo cuando ha alcanzado cierto grado de organización. Esta idea, tomada, entre otros de Aristóteles, era sostenida por Santo Tomás y es la base lógica del principio teológico del hilomorfismo (esto sí es dogma: Consejo de Vienne, Francia, 1812), es decir que el ser humano está formado por la unión de cuerpo y alma y que, la infusión del alma requiere un cuerpo formado para que esto ocurra”.

Luego de la diferenciación entre ambas problemáticas, Louys continuó planteando que los mismos que se oponen a la Educación Sexual Integral también obstruyen las políticas públicas que garantizan la información y provisión de métodos anticonceptivos gratuitos; quienes expulsan a las adolescentes embarazadas de los colegios tienen planteos absolutistas y falaces, y  “quienes defendemos el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo hemos puesto, en este debate la razonabilidad, la argumentación consistente, fundada en fuentes prestigiosas como la Organización Mundial de la Salud, la argumentación con sustentos académicos, jurídicos, políticos y sociales”.

“Este debate ya lo hemos ganado”, sentenció la académica.

Confontó además de manera directa con los grupos autodenominados Pro Vida: “Me llama la atención que no se hayan manifestado mientras se torturaba a las embarazadas en los centros clandestinos de detención, en la última dictadura; me llama la atención no haber escuchado a nadie de estos grupos condenando las violaciones y abusos sexuales sistemáticos ejercidos como forma de tortura en esos mismos centros clandestinos, en cambio sí recuerdo algunos personajes nefastos defensores de genocidas que los han acompañado”, expresó.

“También me llama la atención no haber escuchado convocatoria de estos grupos Pro Vida a manifestarse en defensa de los niños, niñas y adolescentes que han sufrido violaciones y abusos sexuales en las escuelas religiosas de todo el mundo”, continuó, despertando los aplausos de algunos de los presentes.

Preguntó luego: “¿Por Vida o pro control de los cuerpos de las mujeres? ‘¿Pro Vida o pro negocio de aborto clandestino?”, para dirigirse luego a los legisladores: “Señoras y señores diputados, tienen la oportunidad histórica de terminar con la hipocresía y la clandestinidad”.

La diputada Carolina Moisés destacó la figura de Louys como parte de “un momento de triunfo del feminismo y movimiento de mujeres”, y afirmó que “es urgente que haya soluciones a la problemática política sobre la salud, y aplicar las políticas públicas que garanticen el bienestar para todas las mujeres que se encuentren en situación de embarazo no deseado, y no que tengan que caer en la clandestinidad de un aborto ilegal, que como bien sabemos es más riesgoso para las mujeres que tienen menos recursos, para ello debemos aprobar la ley del aborto. Y no debemos olvidar que también tenemos que proveer de educación sexual, de anticoncepción de aplicar una política integral”.

x

Tal vez te interese

La CTERA advierte que la ministra de Educación de Jujuy impulsa el cierre de carreras

En un comunicado firmado por Sonia Alesso y Miguel Duhalde, secretarios general y de educación, respectivamente, la Confederación de Trabajadores de la ...

A %d blogueros les gusta esto: