Tres sobrevivientes de la dictadura atestiguaron en la megacausa de lesa humanidad

Se realizó una nueva audiencia de la megacausa del 6° juicio por delitos de lesa humanidad en Jujuy, durante el pasado jueves, donde brindaron testimonio los ex presos políticos de San Salvador de Jujuy, Juan Felipe Noguera y de Mina El Aguilar, Alberto Aramayo y Bruno René Díaz. Fausto Calapeña debía hacerlo también, pero se ausentó debido a un estado gripal.

Testimonio de Alberto Aramayo trabajador de Mina El Aguilar

Trabajaba como encargado de la Sección Oficina de Personal de Mina El Aguilar. Fue secuestrado en su domicilio en El Molino el 8 de septiembre de 1976 a las 3 de la madrugada por personal policial y de gendarmería, quienes le vendaron los ojos, esposaron y propinaron maltratos y golpes.

Luego, en una camioneta Ford azul, lo trasladaron a la seccional de Humahuaca donde le tomaron declaración y se la obligaron a firmar sin poder leerla. Lo amenazaron con hacerlo desaparecer, después lo trasladaron hacia la central policial de capital donde fue interrogado por Jaig. Recibió torturas. Le preguntaban por Avelino Bazán y otros a quienes solo conocía de la empresa y no de manera cercana.

Ese sábado lo trasladaron en un automóvil Ford Falcon amarillo al penal de Villa Gorriti, donde nuevamente recibió un trato hostil. En el penal no fue sometido a interrogatorio, después lo regresaron a la central de policía y lo liberaron.

Aramayo declaró que no formó parte del sindicato de trabajadores de Mina El Aguilar, que Borges Do Canto fue a visitarlo previamente a su detención con el pretexto de solicitar movilidad para trasladarse a Jujuy y observó toda su casa, que lo detuvieron porque le plantaron una caja con libros comunistas y marxistas, recordó que luego del suceso del ´73, cuando volvió a trabajar a la empresa, le tomaron una foto levantando unos biblioratos del suelo y que esa foto llegó a manos del Jefe de Personal, Rozaga, quien pensó que él era activista o agitador.

Testimonio de Bruno René Díaz trabajador de Mina El Aguilar

Fue técnico y trabajaba en un taller de la escuela técnica que administraba la empresa. Fue contratado para trabajar en la sección de Tres Cruces, donde vivió hasta su despido y detenido en el taller mecánico de la empresa alrededor de las 11 de la mañana por gendarmería.

Dos días después fue trasladado al centro clandestino de detención Comando Radioeléctrico donde estuvo días sin comer. Después lo llevaron al penal de Villa Gorriti, donde quedó incomunicado por 47 días. Lo interrogaron cuatro veces, la primera lo hizo el servicio de inteligencia, la segunda el ejército y las últimas dos por gendarmería.

Díaz relató que en los interrogatorios Borges Do Canto no hacía preguntas, sino que tenía confeccionada una declaración en la que responsabilizaban a Avelino Bazán por el “Aguilarazo” y le pedía que firme. Bruno se negó. Esto le valió maltratos y amenazas.

El 7 de octubre de 1976 lo llevaron al aeropuerto para subirlo en un avión con destino a la Unidad 9 de La Plata. Finalmente recuperó su libertad en enero de 1977. El testigo añadió que 30 días después fue despedido y sumariado por la empresa a causa de su ausencia mediante un telegrama, documento que presentó como prueba al tribunal. Su esposa y sus dos hijos fueron maltratados y echados de la casa de la empresa donde vivían y llevados a la casa de su suegra en Maimará.

Testimonio: Juan Felipe Noguera ex preso político de San Salvador de Jujuy

Juan Felipe Noguera fue detenido en tres oportunidades. Como ya declaró en juicios anteriores, la querella le solicitó que se enfoque en el tiempo en el que estuvo alojado en el penal de Gorriti. Dijo que el encargado era Mario Gutiérrez, quien le decía “que cante” porque si no lo iban a matar. En su segunda detención que duró de noviembre de 1974 hasta abril de 1975, contó que fue torturado y su familia sufrió vejámenes cada vez que fue a visitarlo por orden del oficial Herrera. Su tercera detención ocurrió el 6 de abril de 1976 y dijo que en Gorriti nuevamente fue maltratado. “Estaban convencidos de que esa era la forma de tratar a un ser humano”, expresó.

Al ser trasladado a La Plata, contó que marcaron a tres personas para que el “tratamiento” en el vuelo sea mayor. Sufrió torturas en todo el viaje. Fue liberado el 7 de octubre de 1976 en Sierra Chica. Dijo que los represores lo siguieron hostigando luego de su liberación: Jones Tamayo dio la orden de que en el trabajo del testigo le avisaran que debía presentarse a las tres de la mañana ante él. Agregó que hasta la actualidad Julio Rodríguez Mendoza, que había sido sub jefe de la policía de la provincia, cada vez que se cruzan empieza a seguirlo por la ciudad.

El juicio continúa el próximo jueves 30 de agosto, desde las 16.00 hs en el Tribunal Oral Federal, ubicad en la avenida Senador Pérez 182 con las declaraciones de Fausto Calapeña, Delfina Eulalia Córdoba, Ángela Herminia Córdoba, Rufino Lizárraga y Juan Bosco Mecchia.

x

Tal vez te interese

“Quiero que aparezcan mis amigos, ellos saben dónde están”

Este jueves, se llevó a cabo la novena audiencia del sexto juicio por delitos de lesa humanidad cometidos en la provincia ...

A %d blogueros les gusta esto: