Destacamos

Tras la escandalosa renuncia de Díaz Gilligan, el Gobierno defendió a Caputo

El secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, salió a bancar a Valentín Díaz Gilligan tras su renuncia como subsecretario de esa área debido a la omisión de una cuenta con 1,2 millones de dólares en un banco de Andorra que complicó nuevamente al Gobierno.

De Andreis se preocupó en despegar a Gilligan del presidente y aseguró que “no conoce a Macri” y diferenció su caso del que enfrenta el ministro de Finanzas, Luis Caputo, luego de que el funcionario fuera señalado como accionista de dos compañías offshore en Islas Caimán.

“No tiene nada que ocultar; a mi entender, no hay incompatibiliad de su función previa a esta actualidad en la función pública”, indicó de Andreis en declaraciones a radio Mitre.

Además destacó “la tranquilidad de siempre haber dicho la realidad de nuestras situaciones personales” y el funcionamiento “de la Oficina Anticorrupción y los diferentes organismos del Estado”.

“No hay ningún caso que se asimile a otro, todos tienen sus complejidades. En el caso de Caputo tenemos la tranquilidad absoluta de lo que dice y nos cuenta; no tiene nada que ocultar”, amplió.

De Andreis puso el cuerpo por Díaz Gilligan y aseguró que el dinero en la cuenta que figura en Andorra no era de él. “Va a tener que terminar de explicar su situación jurídica y comercial con esa sociedad. En ningún momento tuvo ese dinero y entendió que no la tenía que declarar”, señaló.

“Ayer, un poco por lo que es de público conocimiento, entendió que el mejor aporte que podía hacer al Gobierno era dar un paso al costado y profundizar su línea de ponerse disposición de la Oficina Anticorrupción y de la Justicia, para de esa manera ayudar a esclarecer lo que en el peor de los casos es una omisión en su declaración jurada, en una condición previa a ser funcionario”, finalizó.

El escándalo de Díaz Gilligan fue develado por el diario español El País. Descubrió la cuenta oculta en un banco de Andorra.
Dentro de Cambiemos hubo presiones para que el subsecretario fuese apartado, y utilizado como chivo expiatorio generalizado, en un gobierno donde sus miembros se relacionan escandalosamente -en su gran mayoría- con cuentas offshore, comenzado por su cabeza, el presidente Mauricio Macri.

Díaz Gilligan insistió todo el fin de semana en que no en que no tuvo nada que ver con esa cuenta, pero los hechos comprobados no pudieron ser refutados por el funcionario. El dinero de Andorra proviene de negocios del fútbol. Díaz Gilligan prometió que este lunes pondría toda la información a disposición de la Oficina Anticorrupción, pero lo que hizo fue enviar un breve escrito señalando que estaba “recabando” esos datos. Díaz Gilligan, en una débil versión, sostuvo que no obtuvo ningún rendimiento de esa cuenta y asegura que el dinero no era suyo, sino del empresario futbolístico Paco Casal. La novela continúa.

InfoNews

 

 

x

Tal vez te interese

Presupuesto 2019: el Gobierno quiere cobrar más Ganancias a trabajadores y jubilados

El proyecto de Presupuesto 2019 que el Gobierno envió al Congreso plantea un aumento del impuesto a las Ganancias para trabajadores ...

A %d blogueros les gusta esto: