santos venezuela

Santos ordena el regreso a Colombia del equipo negociador con ELN

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ordenó hoy el regreso inmediato a esta capital del equipo negociador del gobierno con el ELN, tras un atentado a un oleoducto atribuido aquí a esa guerrilla.

En alocución dirigida a todo el país, Santos deploró la decisión del Ejército de Liberación Nacional (ELN) de reanudar lo que calificó de ‘ataques terroristas contra la población civil, las fuerzas armadas y la infraestructura’. Añadió que su gobierno estuvo siempre dispuesto a prorrogar el cese el fuego bilateral y negociar uno nuevo.

Señaló que el ELN retomó las acciones ofensivas esta madrugada, justo el día que se debía iniciar un nuevo ciclo de negociaciones en Quito. Expresó que ante el atentado (al oleoducto Caño Limón Coveñas, en el departamento de Arauca), conversó con Gustavo Bell, jefe del equipo negociador del gobierno, para que regresara al país y poder evaluar el futuro del proceso.

Agregó que ordenó a las Fuerzas Armadas ‘actuar con contundencia para responder a esta agresión y proteger la vida y honra de los colombianos, como es su deber constitucional’.

Manifestó el gobernante que su compromiso con la paz ‘ha sido y será indeclinable. Pero a la paz se llega con voluntad y hechos concretos de paz. No solo con palabras’.

Tanto el gobierno como la guerrilla se disponían a reanudar las negociaciones con reiterada disposición para construir la paz y con el reconocimiento de que en los últimos tres meses no se enfrentaron militarmente, lo que no había ocurrido en más de medio siglo.

En ese contexto, se expresó la resolución de mantener el diálogo como herramienta fundamental para la consecución final de un acuerdo de paz.

Sin embargo, las delegaciones de ambas partes arribaron a la capital ecuatoriana bajo el manto de la desconfianza, luego de acusaciones mutuas sobre violaciones de determinados puntos de lo acordado.

En cuanto a la extendida solicitud de prorrogar el cese el fuego, la última guerrilla activa en Colombia dijo que evaluaría en la Mesa la experiencia de la tregua que finalizó la víspera, ‘para poder proyectar nuevos momentos de cese bilateral’.

El ELN no se ha pronunciado sobre el atentado al mencionado oleoducto en la última madrugada, cuya autoría las autoridades colombianas le atribuyen.

Retos 

El vicepresidente colombiano, Oscar Naranjo, reafirmó hoy en el Consejo de Seguridad de la ONU la voluntad de paz del Gobierno de ese país y aseguró que actuarán con fuerza para acabar con los asesinatos a los excombatientes.

Compartimos la misma preocupación sobre los asesinatos de exguerrilleros de las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), de los líderes sociales y de defensores de los derechos humanos, aseguró en su intervención.

‘Ahora debemos avanzar en la consolidación de una Colombia segura y en paz, y neutralizar la violencia, para ello se desplegarán unos 80 mil militares y policías para el control territorial de los espacios abandonados por las FARC-EP’, anunció.

Naranjo lamentó el cese de las conversaciones con el Ejército de Liberación Nacional, tras la violación del acuerdo de cese al fuego, según consideró el Ejecutivo, e informó que el gobierno de Bogotá realiza consultas para evaluar tal situación.

El proceso de paz en Colombia es eficaz y ha permitido salvar la vida de tres mil personas en este último año, tras la firma del acuerdo con las FARC-EP, afirmó en el Consejo de Seguridad.

La FARC-EP llegó a su fin como organización armada y se transformó en un partido político que participará en las próximas elecciones parlamentarias de marzo y presentará más adelante su propio candidato presidencial, anunció el vicepresidente colombiano.

Quedan muchos retos por delante -aseguró-, debemos garantizar la reincorporación de los excombatientes y esto es una prioridad. Además, ya más de 11 mil de ellos reciben una renta básica mensual y tienen acceso a programas educativos.

Tan solo en esta primera parte del proceso se benefician más de cinco mil personas, se formaron 42 cooperativas agrícolas y existe una agenda legislativa con reformas constitucionales y normas dirigidas a sentar las bases para construir la paz, recalcó Naranjo.

El vicepresidente colombiano se refirió a resultados tangibles que ya puede apreciarse en el país. Por ejemplo, dijo, el 2017 fue el menos violento de los últimos 42 años, con la tasa más baja de homicidios en cuatro décadas.

Detrás de todo ello, está el esfuerzo de varias generaciones que buscaron la paz y se esforzaron por poner fin a las tragedias de la guerra, recalcó. Toca diseñar una nueva institucionalidad y mejores mecanismos para proteger esos logros, reconoció.

Naranjo también agradeció a la ONU y al Consejo de Seguridad por su apoyo en este proceso de paz.

Pedido 

El representante permanente de Bolivia ante la ONU, Sacha LLorenti, llamó hoy a redoblar esfuerzos para garantizar la reincorporación a la vida civil de los excombatientes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP).

Durante su intervención en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, el diplomático boliviano exhortó a fortalecer la seguridad en algunas zonas antes ocupadas por la FARC-EP pues ahora se reporta una alarmante cifra de asesinatos de exguerrilleros y otros líderes.

Ahora se necesitan medidas concretas con el fin de avanzar en la reforma rural integral, ya que el acceso a la tierra resulta primordial para una paz estable y duradera, afirmó.

Llorenti lamentó que los diálogos con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) hayan sido suspendidos tras la violación del alto al fuego y deseó una pronta continuidad de esa negociación.

‘Vemos con mucho pesar que hay procesos políticos en todo el mundo que llevan años sin lograr acuerdos tangibles, Colombia presenta ahora una realidad diferente.’

Si bien hay dificultades en el camino -añadió el embajador boliviano-, existe una fuerte voluntad política y el compromiso de todo el pueblo colombiano, lo cual quisiéramos ver más frecuentemente en otras naciones.

El 2017 ha sido el año de la paz en Colombia, el acuerdo del gobierno de Bogotá y las FARC-EP representa un logro de los colombianos que llena de orgullo a toda la región de América Latina y el Caribe, subrayó Llorenti.

Después de más de medio siglo de sufrimiento debido a la guerra -agregó-, Colombia adoptó el camino de la paz y entra en estos momentos en una etapa complicada del proceso, la reincorporación de los excombatientes a la vida civil, económica, política y social.

La paz que se construye en Colombia es también patrimonio y responsabilidad de toda la familia humana. La ONU y el Consejo de Seguridad deben seguir respaldando ese proceso, concluyó el representante boliviano.

Prensa Latina

 

x

Tal vez te interese

México: López Obrador, Meade y Anaya intensifican la campaña en el último tramo de la contienda

Los tres principales candidatos a la Presidencia intensificarán su presencia ante los electores en los últimos 10 días de campaña. Según ...

A %d blogueros les gusta esto: