Salud insta a los medios a reflexionar sobre el tratamiento periodístico del suicidio

El Ministerio de Salud insta a los de medios de comunicación a reflexionar sobre el tratamiento periodístico que se brinda con el tema de los suicidios, y es una de las claves para contribuir con una de las principales problemáticas epidemiológicas de salud mental en el mundo.

“El suicidio es un hecho muy doloroso y requiere de la atención de todos los actores de una sociedad, ya que su prevención y control no son sencillos”, indicó el Ministro de Salud de Jujuy Gustavo Bouhid y solicitó: “reflexionar sobre el tratamiento que se le da a la información, que se construye alrededor de una problemática tan compleja centrada en la muerte de una persona”.

Si bien con frecuencia este tema es de interés periodístico y los medios de comunicación tienen derecho a informar al respecto, es importante tener en cuenta que “la reproducción del hecho genera un impacto sensible con tendencia a la imitación, y existe evidencia suficiente para sugerir que algunas formas de cobertura mediática, están asociadas con un aumento de estas conductas estadísticamente significativos”, remarcó el funcionario.

Desde la Secretaría de Salud Mental y Adicciones se invitó a los medios de comunicación a trabajar en forma conjunta, adoptando pautas y puntos a tener en cuenta para las coberturas mediáticas:

Si se está informando sobre suicidio en general resulta imprescindible usar fuentes auténticas y confiables.

La comunicación adecuada implica que no se debe informar el comportamiento suicida como una respuesta entendible a los cambios o a la degradación social o cultural.

Evitar la cobertura sensacionalista y minimizar hasta donde sea posible evitando exageraciones.

Es importante no reproducir las fotografías de la víctima, como así también no informar sobre el método empleado, los detalles y la escena del suicidio, para evitar comportamientos imitativos.

El suicidio no deberá describirse como un método para enfrentar problemas personales. Los informes deben tener en cuenta el impacto sobre las familias y otros sobrevivientes en términos del estigma y el sufrimiento psicológico.

Es contraproducente glorificar a las víctimas de suicidio como mártires y objetos de adulación pública porque puede sugerir, a las personas vulnerables, que la sociedad honra el comportamiento suicida. Lo correcto es poner el énfasis en lamentar la muerte de la persona o describir las consecuencias físicas de los intentos de suicidio para que actúen como elemento de disuasión.

x

Tal vez te interese

Llegan vehículos nuevos para asistencia y atenciones sanitarias en zonas rurales y montañosas

El Ministerio de Salud de la Nación entregó al gobierno de Jujuy dos minibuses y una camioneta 4×4 para que brindan ...

A %d blogueros les gusta esto: