Destacamos
mujeres indígenas productoras

Rechazan la baja del monotributo social agropecuario y otros derechos perdidos

Por la Red Puna y Movimientos Indígenas Campesinos

La Red Puna y movimientos campesinos indígenas rechazan la baja del monotributo social agropecuario que era una herramienta que, hasta hoy, tenía costo cero para los agricultores familiares inscriptos en el Registro Nacional de la Agricultura Familiar (RENAF), y que facturan hasta 107.500 $ anuales.

Desde el año 2009 tenemos el derecho de acceder a la salud a través de la obra social, aporte jubilatorio y la posibilidad de facturar “en blanco” nuestra producción. Esto da un marco regulatorio y tiende a la formalización de la comercialización de la agricultura campesina indígena. Nos permite mejorar la comercialización de nuestros productos, vender en forma directa y sin intermediarios, y vender en lugares que antes no podíamos hacerlo por no tener factura.

Esta herramienta es fundamental para regularizar las condiciones mínimas y dignas de nuestro trabajo. Ahora nos condenan a la informalidad, y a una cadena de producción “en negro”, y pone en riesgo nuestra fuente de trabajo y vida.  Somos el sector responsable de más de la mitad de los alimentos que se consumen localmente en nuestro país, y según FAO, un actor clave para combatir la malnutrición y la pobreza rural. Producimos verduras, frutas, carne, miel, y artesanías, entre otros.

En Jujuy somos más de 1500 productores inscriptos en el Monotributo Social Agropecuario, y más de 50 mil familias en todo el país que perdemos el derecho de regularizar nuestro trabajo. Somos más de 100 mil personas que perdemos el derecho a la obra social. Y es toda la población argentina que verá perjudicada su posibilidad de acceder a alimentos producidos en suelo argentino, y de manos campesinas indígenas.

Recortes en la Provincia de Jujuy

A nivel Jujuy, también sufrimos otra pérdida de derechos. Los agricultores familiares inscriptos en el monotributo social agropecuario teníamos hasta el 31 diciembre 2017, una alícuota del 0 % en el pago del impuesto a los ingresos brutos provinciales. (ley 5901/15, sancionada el 29/12/2015). Dicha ley fue derogada, y la nueva ley impositiva (6053/17) establece que tenemos pagar el 1,2% sobre los ingresos brutos.

Hace más de un mes le hemos solicitado por nota al Gobernador Morales, que revea esta situación, pero hasta el momento no hemos tenido respuesta.

La Agricultura Familiar tiene hoy una fuerte presencia en todas las regiones de nuestra provincia abarcando un gran sector de la sociedad jujeña. Las actividades primarias que desarrollamos basadas en la pequeña producción agrícola, ganadera y artesanal presentan una economía familiar de baja producción, conformando en su mayoría economías de subsistencia, y de excedentes para el mercado En este contexto, los beneficios impositivos representan, para nosotros, un importante instrumento de promoción que nos permite insertarnos, como productores de alimentos, en la economía formal y contar con un apoyo integral como productores de la agricultura familiar.

x

Tal vez te interese

El endeudamiento de las provincias: el default interior

Por Alfredo Zaiat, en Página/12. Macri promovió el endeudamiento en dólares de las provincias que ahora son el eslabón débil en ...

A %d blogueros les gusta esto: