“Quiero que los represores rompan el pacto de silencio y digan dónde está mi hermano”

En una declaración anticipada por el sexto juicio por los crímenes de lesa humanidad que sucedieron en Jujuy, Rosa Bazan pidió justicia por su hermano Avelino Bazan, un sindicalista que fue desaparecido en el mes de octubre de 1978, por las fuerzas represivas que actuaron en la provincia, en el casco céntrico de la ciudad capital.

Afirmó que “mi madre, mis hermanos murieron sin saber la verdad, soy la única que queda viva y quiero justicia”, ante la mirada atenta de los jueces federales. No participaron de la audiencia el ministerio público fiscal y la defensa, pero si estuvo la representante de la Secretaria de Derechos Humanos de la Nación, María José Castillo.

La hermana de quien fuera diputado provincial y funcionario del gobierno de Carlos Snopek, declaró por primera vez ante el Tribunal Oral Feral (TOF) Jujuy. Esta declaración anticipada se dio en el marco del sexto juicio que tiene 15 causas acumuladas que se iniciará el 17 de mayo próximo, entre ellas “La Noche del Apagón” y “Avelino Bazán”.

Está causa es sobre la detención y posterior desaparición dirigente minero de El Aguilar, Avelino Bazan quien fue detenido en esta ciudad encarcelado en el penal de Gorriti y luego trasladado a la Unidad 9 de La Plata durante la dictadura cívico militar. Fue liberado y secuestrado en esta capital por un grupo de tareas.

La declaración de la mujer, quien cumplirá 84 años, se realizó en su casa por el estado de salud, pedido que realizó la querella y fue aceptado por el Tribunal Oral Federal N°1, integrado por Federico Diaz, Alejandra Cataldi y Mario Juárez Almaraz.

Rosa resalto que “tuve que pasar 40 años para poder contar en la justicia y esperar conocer la verdad de lo que sucedió con su hermano”. Ante las preguntas fue recordando el día que desapareció su hermano y como lo buscaba su cuñada Olga Ovalle de Bazán y sus hermanos.

El día que desapareció se encontró con Cárdenas y cuando lo iba a saludar, este le dijo no te acerques porque te están siguiendo. Bazan subió las escaleras de calle Belgrano y no se supo más de él. Rosa dijo que eso le contaron ya que ese día ella se quedó en la casa de Avelino, cuidando a sus sobrinas y a su hija mientras lo buscaban a Avelino.

Durante la detención de Avelino, dijo que no lo visitó en la cárcel fue su cuñada y su madre y aseguró que su desaparición fue por defender sus ideales y a los obreros del socavón. Luego lo recordó, como un trabajador, sindicalista, “era un hombre honesto y recto”.

Posteriormente, hizo un parangón con la actual situación política del país “ahora veo en la televisión, que, si hay alguien que piensa distinto, lo meten preso y lo acusan que es malo”.

“Después de la desaparición de mi hermano, deje de creer en los gobiernos hasta que un día escuche al presidente Néstor Kirchner cuando pidio perdón a las madres y cuando lo vi bajar los cuadros de los militares, y después comenzaron los juicios. Ahí, empecé a creer de nuevo, en los gobiernos”. También destacó el rol que cumplió la dirigente social Milagro Sala, “porque nos dio un espacio, para hablar y luchar sobre los desaparecidos de Jujuy”.

Antes de finalizar, la mujer le solicitó al juez Diaz: “Quiero justicia, quiero que todos sepan que paso con Avelino y los culpables digan dónde está mi hermano y rompan el pacto de silencio”.

 

x

Tal vez te interese

Otra Abuela que se va sin conocer a su nieto nacido en cautiverio

Abuelas de Plaza de Mayo despidió este miércoles a Teresa Boaglio de Frías, otra abuela que falleció sin poder conocer a ...