Pronunciamiento: Aborto legal es justicia social

Quienes formamos parte del Grupo de Estudios en Comunicación, Historia y Memoria (GECoHM) de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Jujuy, emitimos este pronunciamiento colectivo al respecto de la instancia de votación por el proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, que habrá de llevarse a cabo en el Senado de la Nación el próximo miércoles 8 de Agosto.

Reconocemos en la práctica del aborto legal, seguro y gratuito una necesidad de salud pública que merece cobrar validez en los hechos. Una deuda con las mujeres, varones trans e identidades no binarias. Y por tanto, una deuda con la democracia de pleno ejercicio, a la que reivindicamos desde nuestro espacio como integrantes de una Universidad Pública y Laica.

Manifestamos nuestro profundo respeto por el movimiento activista militante feminista, LGTBIQ y de mujeres, que supo fomentar históricamente en nosotrxs, la reivindicación de los derechos humanos, la deconstrucción de nuestros modos patriarcales y el valor político de la lucha en las calles.

Repudiamos enérgicamente los discursos que fomentan la clandestinidad y la violencia con que se hostiga a quienes eligen interrumpir un embarazo. Nos resulta fundamental desterrar todo tipo de justificación categórica que pueda darse ante la negativa de la IVE en función de la cantidad de vidas que perecen en total desamparo y desidia. Pretender que, según el número de muertes, las políticas públicas se habiliten o se desestimen, se equipara con otras prácticas negacionistas, como la disputa en torno a la contabilización de nuestrxs compañerxs desaparecidxs durante la última dictadura cívico militar en Argentina.

También recordamos a las instituciones religiosas antiderechos que se amparan en el lema de “salvar dos vidas”, su participación en la desaparición forzada de personas, la apropiación y secuestro de hijxs, la complicidad en el fomento de delitos de lesa humanidad, como así también la hipocresía con que omiten los históricos abusos sexuales cometidos por miembros de sus comunidades en nuestro país.
Consideramos que la ampliación de los derechos sexuales reproductivos no puede consolidarse sin antes reconocer los no reproductivos. Y que ambos forman parte de las voluntades y deseos de las personas. Que para que este momento histórico no tenga reversa, es necesario mantener viva la memoria y consolidada la resistencia. Como así también, fortalecer la denuncia ante la impunidad de quienes lucran con el aborto.

Despojemos a las víctimas del dolor, el silencio, la criminalización y la culpa operativamente instalada sobre sus cuerpos. Porque mucho más temprano que tarde, el aborto será ley. Y porque lo personal, es inclaudicablemente político.

Educación Sexual Integral para decidir.

Anticonceptivos para no abortar.

Aborto Legal Seguro y Gratuito para no morir.

x

Tal vez te interese

Crearán un registro de mujeres muertas por abortos clandestinos

Por Maby Sosa, en Tiempo. Luego de haberse conocido la muerte de R, la mujer que llegó al hospital de Pilar ...

A %d blogueros les gusta esto: