Destacamos

Paralización de obras: la esperanza está puesta recién en el año electoral

Ni la planta de Cauchari ni los emprendimientos mineros ni la recuperación del ferrocarril. Entre las obras que se suspenden y las que no arrancan, el sector de la construcción atraviesa un momento crítico que afecta sobre todo a los trabajadores, pero también a los empresarios. Con una pérdida de unos 1500 puestos en los últimos seis meses, el sindicato pidió una audiencia con el gobernador, pero aún no tiene respuesta. “Será que no tienen nada nuevo para decirnos”, afirmó el titular de la Uocra Jujuy, Carlos Cárdenas, en diálogo de El Submarino Radio (91.5), y aseguró que los empresarios del sector también están preocupados por la parálisis, aunque “capaz que no lo van a decir”.

“Hay obras que se van terminando y esa gente se queda sin trabajo porque no hay nuevas obras donde poder incorporarse, y el gobierno no ha lanzado paquetes de licitación de obras nuevas tampoco en el interior”, describió el sindicalista, y precisó que de los 4000 obreros ocupados en diciembre pasado, hoy quedan trabajando solo entre 2500 y 2800. Y las perspectivas no son alentadoras, pues no parece que vayan a iniciarse nuevas obras ni siquiera retomarse las que se suspendieron.

La última paralización se registró la semana pasada. Se trata de la ampliación de la Ruta Nacional 66, licitación que fue ganada por una empresa de Salta y una de Tucumán, Ingeco y Noroeste Construcciones, que conformaron una UTE. Después de haber hecho trabajos de topografía y movimientos de suelo para instalar el obrador, antes de llegar a San Juancito, en el departamento El Carmen, los responsables les comunicaron a representantes del sindicato que se suspendían las tareas y que iban a relocalizar a la mayoría de ellos en otra provincia. En el lugar solo quedaron dos serenos.

Según relató Cárdenas, la explicación que brindaron es que hay “inconvenientes” con documentaciones, habilitaciones y otros temas administrativos. “Son temas que tienen que ver más con papeleo que con otra situación”, indicó.

El panorama del sector de la construcción es preocupante. Desde la Uocra  Jujuy vienen alertando sobre la falta de actividad y la demora en el llamado a licitación de obras que la provincia necesita, como la construcción de viviendas, que es la que demanda más incorporación de trabajadores.  “Hemos tomado conocimiento de la paralización de la obra pública, no solo provincial sino también nacional -comentó Cárdenas-. Así lo dijo el presidente, que va a haber un recorte en el gasto de obra pública en este año. Esto va a impactar fuertemente en nuestra actividad”.

Aclaró luego que la situación preocupa también a los empresarios del sector: “He hablado con algunos de ellos y están realmente preocupados por la falta de obras en la provincia. Capaz que no lo van a decir, para no tener problemas, pero hay gran preocupación en el empresariado de Jujuy por la falta de licitación, de actividad, de reanudación y por la falta de inicio de obras que ya estaban licitadas”.

Si bien hay obreros trabajando en obras de infraestructura y en la construcción de viviendas por parte del gobierno provincial, el alerta se relaciona con los emprendimientos que se habían anunciado: “Hay grandes obras que no han iniciado sus actividades, en las que tenemos muchas expectativas, como la planta de Cauchari, obras de la minería, la ruta 34 y la ruta 66”, señaló Cárdenas.

En esta línea, recordó la paralización de los trabajos de recuperación del ferrocarril en el marco del Plan Belgrano, que en enero pasado generó un conflicto cuando 50 trabajadores quedaron desocupados en Yuto. “Eso no se volvió a iniciar -relató Cárdenas-. Hemos tenido charlas telefónicas, pero nos dijeron que para el departamento Ledesma no hay fondos. Es lo que nos han dicho desde la empresa y también desde el estado nacional”.

“Esa era una obra muy importante. Si ustedes van para atrás, van a ver que el gobernador dijo que iba a incorporar a más de mil trabajadores. Y ahora que está paralizada nos ha dejado a muchos compañeros del interior desocupados”, completó.

A pesar de todo, Cárdenas tiene esperanzas en que el año que viene se reactiven las obras. El razonamiento es sensato: “El año que viene es un electoral, y cuando hay elecciones siempre se retoma la obra pública porque tiene gran impacto en la sociedad, porque cubre servicios que las personas necesitan, como red cloacal, viviendas, pavimentación, cordón cuneta, iluminación. Y siempre que haya algo para mejorar, va a haber un trabajador de la construcción”.

En la bolsa de trabajo habilitada por el Ministerio de Trabajo de la provincia se inscribieron cerca de 5 mil obreros de la construcción. Pero el sindicato tiene su propia bolsa de trabajo. Así es como cuando se está por iniciar alguna obra, la Uocra pide a las empresas que ingresen los trabajadores que están inscriptos en su bolsa de trabajo, de la delegación Jujuy y de las delegaciones del interior. “Nosotros legalmente tenemos la potestad de sentarnos a hablar con las empresas sin necesidad de pasar por la bolsa de trabajo del Ministerio de la provincia”, aclaró Cárdenas.

En concreto, desde el sindicato advierten que son entre 5 y 7 mil trabajadores de la construcción que están desocupados. “Hay obras que se van terminando y esa gente se queda sin trabajo porque no hay nuevas obras donde poder incorporarse. Y el gobierno no ha lanzado paquetes de licitación de obras nuevas ni están empezando obras nuevas que fueron licitadas, seguramente por falta de fondos”, precisó.

x

Tal vez te interese

Jujuy participa de la Feria de Turismo de París

La Marca Jujuy es parte del stand de Argentina en la feria internacional TOP Resa 2018, una de las más importante ...

A %d blogueros les gusta esto: