Micheli en Jujuy: “Se vienen tiempos de gran conflictividad; ojalá el gobierno lo tome en cuenta”

“El 21 de febrero de este año hubo un antes y un después”, remarcó Pablo Micheli, secretario general de la CTA Autónoma al referirse al lanzamiento en Jujuy del Movimiento 21F, denominado así por la masiva movilización que se realizó en esa fecha en rechazo a la política económica del gobierno nacional. Micheli llegó a Jujuy acompañado por Gustavo Vera, exlegislador porteño y titular de la ONG La Alameda, entre otros, para participar de un plenario de referentes locales de representantes de las organizaciones que integran la Multisectorial 21F, encabezadas por el secretario general de la CTA Autónoma Jujuy, Fernando Acosta.

En el encuentro, que se realizó este martes en la Sociedad Obrera, se recorrió el documento base que consta precisamente de 21 títulos, referidos al trabajo, la producción, la política financiera y cambiaria, la energía, la educación, la seguridad social, la paridad de género y la cultura, entre otros. La experiencia ya se realizó previamente en otros distritos, como por ejemplo Salta, Mar del Plata, Mendoza, Rosario, Corrientes, Tucumán, Formosa, Misiones y Neuquén. El objetivo es consensuar un documento final que reúna las propuestas, necesidades e inquietudes de todos los sectores.

El objetivo es un plenario general en Buenos Aires que se realizará el 16 de agosto, donde se reunirán todas las conclusiones y se discutirán los pasos a seguir, que incluirán medidas de fuerza a nivel nacional.

En diálogo con El Submarino Radio (91.5), Micheli afirmó que la expectativa es “altísima”, y repasó: “Arrancamos con una presencia en la calle muy fuerte y con más de 500 mil trabajadores y trabajadoras el 21 de febrero, que marcó un antes y un después ante la política económica de Macri, porque hasta ese día Macri todavía creía que los trabajadores estábamos de acuerdo con lo que hacía”.

Recordó que en aquel acto hablaron Hugo Moyano, Sergio Palazzo y Hugo Yasky, además de él mismo. “A partir de allí dijimos que no podíamos quedarnos en un acto”, señaló.

El dirigente remarcó que “nadie intenta voltear al gobierno, lo que se intenta es que no pueda seguir con la política económica que ya hemos vivido, con el acuerdo con el FMI, que nos ha sumado en la tragedia porque los jubilados están peor, a los chicos no les alcanzan los nutrientes para desarrollarse y estudiar como corresponde”.

“Si un país que produce alimentos para 400 millones de habitantes no resuelve el problema para su población, no puede resolver nada”, sintetizó Micheli.

Consultado sobre su opinión acerca de la postura que mantiene la CGT, comentó que “hay una cantidad importante” de dirigentes que desde hace muchos años están “atornillados a los sillones”, y lamentó que “en muchos sindicatos hay poca democracia”, aunque aclaró que “no son todos”.

“Esa gente está acostumbrada a una buena vida. El secretario general del sindicato de Comercio no vive como los trabajadores, como los pibes que están diez horas en los negocios y ganan dos pesos. A ellos no les llegan los beneficios de Cavalieri”, afirmó, y completó: “Esa contradicción les impide a esos dirigentes ver lo que les pasa a los trabajadores, entonces tiran para atrás cada plan de acción”.

El objetivo, ahora, es convocar a la participación. Para Micheli, el paro general del 25 de junio mostró que es posible fortalecer la lucha. “Fue un paro tremendo, de un gran acatamiento y de demostración de fuerza -describió-. Se mostró que no queremos estas políticas económicas”.

En esta línea, continuó: “Pero no va a quedar en eso, porque el espacio del 21F va a impulsar en su plenario nacional del 16 de agosto en Buenos Aires la continuidad del plan de acción, que desde la CTA Autónoma decimos que debe ser un paro de 36 horas con movilización en la Plaza de Mayo y en todas las plazas de la Argentina”.

“O cambia este modelo y convoca al diálogo social para romper el acuerdo con el FMI y empezar un proyecto productivo, no especulativo financiero de timba o joda para los tipos que se llenan de plata a costa del pueblo argentino, o cada día va a haber más conflictividad, más presencia en la calle”, advirtió.

-¿Desde este nuevo espacio dialogan además con sectores de la oposición política?

-En el Congreso de la Nación se logró sacar una ley que aliviara la carga tarifaria, que es uno de los dos problemas, el otro es la inflación. Porque la gente no puede pagar la factura, está desesperada, no sabe si pagar las cosas de la escuela o la luz y el agua. Entonces la verdad es que la oposición hizo un buen trabajo, empujada por nosotros, que nos veníamos movilizando. Después el presidente vetó la ley que limitaba los aumentos de tarifas, pero vamos a seguir empujando junto con la oposición para volver al tema. También vamos insistir en la inconstitucionalidad de la ley de previsión social, que es una estafa a los jubilados, y en que se rompa el acuerdo con el FMI.

-¿Qué otros sectores van a convocar?

-Vamos a seguir trabajando en un plan de diez puntos para que la Argentina salga de esta crisis. Lo haremos con la iglesia, con las organizaciones sociales, con la oposición, con pequeños productores, cooperativas, clubes de barrio, teatros… porque todos están agobiados con la situación económica.

-¿Cómo ve los próximos meses?

-Se vienen tiempos de gran conflictividad; ojalá el gobierno lo tome en cuenta y abra un espacio de diálogo para resolver los problemas.

x

Tal vez te interese

Dictaron conciliación obligatoria en el conflicto entre docentes y el Cedems

El Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria, en virtud del conflicto suscitado ante la falta de pago de los salarios ...

A %d blogueros les gusta esto: