Médicos y pobladores de la Quebrada reclaman explicaciones sobre los cambios en el sistema de salud

El recién presentado Plan Estratégico de Salud prevé una redistribución regional de los recursos que significará traslado de personal y cambios en los lugares donde se prestarán los servicios. Desde la Quebrada de Humahuaca, denuncian que el fin es “eliminar servicios de salud, despedir personal, privatizar paulatinamente las atenciones y congelar salarios”. Pobladores de Maimará se reúnen este lunes a las 9 de la mañana para pedir explicaciones a las autoridades.

El nuevo esquema supone en la Quebrada de Humahuaca la fusión de los hospitales de Maimará, Tilcara y Humahuaca con sus áreas de cobertura y el agregado agregar del de Susques. Abarca una región habitada por 50 mil personas distribuidas en 23 mil kilómetros cuadrados.

Profesionales que se desempeñan en la zona advierte que, de acuerdo al Plan, el hospital de Maimará deja de brindar el servicio de guardias médicas, cierra su maternidad y deja de tener internaciones, para dedicarse a la salud mental y las adicciones, decisión que fue tomada porque posee un equipo psicosocial muy reconocido. La atención médica se hará solo en horarios diurnos, de modo que los ciudadanos de Maimará y los alrededores deberán movilizarse a Tilcara para ser atendidos en otros horarios.

Pero no solo los médicos y trabajadores de la salud están en alerta y evaluando medidas de fuerza que podrían llevar a renuncias masivas, sino que los pobladores de la zona están organizando actividades en rechazo al proyecto. Está prevista una reunión en el hospital de Maimará para las 9 de la mañana de este lunes, para reclamar a las autoridades que den más información sobre los cambios y respondan las inquietudes de los ciudadanos.

Por otro lado, los médicos denuncian que Purmamarca conserva sus guardias médicas “gracias al poder de lobby de la industria hotelera, muy ligada a los intereses económicos de los políticos de la provincia”.

El hospital de Tilcara concentrará las guardias médicas, la maternidad y las internaciones, al tiempo que su plantel médico será redistribuido entre Humahuaca y Susques. Esta idea tiene como uno de sus objetivos llevar médicos y especialistas a Susques, lo que es rechazado por los médicos porque no recibirán el pago de sueldo especial ni viáticos. Los sueldos de los médicos que se desempeñan en la Quebrada incluyen un 50 por ciento adicional por zona desfavorable, que en Susques llega al un 100 por ciento.

A pesar de que en el hospital de Humahuaca se atienden más de 20 mil personas, es uno de los centros de salud que más carencias tiene en infraestructura. Lleva varios años sin ampliar ni mejorar su dotación de médicos, aunque tiene un equipo nutrido en el área psicosocial.

Humahuaca es la localidad de la Quebrada con más bolsones de pobreza, originada en la migración de campesinos a los barrios periféricos.

En estos últimos años, la mayoría de los concursos para cargos de médicos en esta zona quedaron vacantes porque el sueldo es bajo y las guardias están mal pagas, además de la distancia de las comodidades de la ciudad.

En este punto, vale destacar que los sueldos médicos en Jujuy son un 60 por ciento más bajos que los que pagan las vecinas provincias de Tucumán o Salta, porcentaje que se amplía en el caso de las guardias.

Los profesionales quebradeños advierten que estos cambios están liderados por el actual director del hospital de Maimará, Marcelo Villa, un médico militante del PRO que hace 15 años tuvo que dejar su cargo en el hospital de Tilcara por maltratar a compañeros de trabajo. En los últimos dos años dirigió el de Maimará, donde se hizo conocido por despedir a los empleados que adherían a los paros de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE).

Acompaña a Villa en estas reformas la doctora Carmen Lavadenz, que lleva más de dos décadas al frente del hospital de Tilcara, conocida por pedirles a los empleados que tengan un “trato preferencial” para con los turistas. Además, es propietaria de un geriátrico privado ubicado en San Salvador de Jujuy.

Estas modificaciones, indican, están pensadas para justificar despidos, sobre todo en el área de administración y mantenimiento, y realizar el ajuste que la nación y las provincias acordaron a fines del año pasado.

 

x

Tal vez te interese

Ajuste en VIH: el gobierno dejaría a 15 mil personas sin tratamiento en 2019

La Dirección Nacional de Sida sufrirá un brutal recorte de presupuesto. Según el proyecto de presupuesto enviado al Congreso, habrá 1.724 ...

A %d blogueros les gusta esto: