Los detalles de la amenaza militar contra Venezuela

Una nota publicada este miércoles en la agencia estadounidense AP, escrita en Bogotá por el periodista Joshua Goodman, asegura que el presidente Donald Trump presionó a sus asesores en la Casa Blanca para invadir militarmente a Venezuela. El hecho ocurrió en una reunión que tuvo lugar el 10 de agosto de 2017 en el Salón Oval y la fuente que filtró la información -no revelada por el periodista- tiene rango de asesor gubernamental.

La reunión se había organizado para discutir sanciones contra Venezuela y, cuando estaba por terminar, Trump preguntó: “Por qué Estados Unidos no puede simplemente invadir Venezuela?”. Así lo afirma esta nota difundida casi un año después del hecho.

Según este relato, altos cargos del Gobierno y asesores le explicaron al presidente estadounidense cómo una acción militar contra Venezuela podría costarle al país el apoyo –“ganado con gran esfuerzo”, señala- de los gobiernos latinoamericanos para sancionar a Maduro.

Pese a esta respuesta de sus asesores, Trump habría citado las invasiones militares de Estados Unidos a Panamá y Granada en la década de 1980 como ejemplos presuntamente exitosos a tener en cuenta.

Al día siguiente, el mandatario estadounidense habló públicamente de una “opción militar” para poner fin al gobierno de Maduro en Venezuela. El periodista asegura que Trump conversó esta opción con Juan Manuel Santos, presidente colombiano, y luego se reunió con él y otros tres presidentes latinoamericanos en septiembre, en el marco de la Asamblea General de la ONU.

Cada uno de estos “líderes latinoamericanos” le respondió a Trump en términos muy claros su rechazo a la llamada “solución militar”, según el mismo artículo.

Cuando la amenaza militar de Trump se hizo pública el año pasado, Santos fue el primero en advertir que una invasión militar no tendría ningún apoyo en la región. Luego, el Mercosur fijó posición y repudió en un comunicado “cualquier opción que implique el uso de la fuerza” contra Venezuela.

Por esos días, el vicepresidente Mike Pence realizaba su primera gira latinoamericana, al visitar Colombia, Argentina, Chile y Panamá. Allí quedó claro que los gobiernos latinoamericanos de derecha no están dispuestos a pasar la línea roja y aceptar un ataque militar extranjero en Suramérica.

Sin embargo, el periodista asegura que un vocero del Consejo de Seguridad Nacional consultado para la redacción de su nota le aseguró que Estados Unidos “considerará todas las opciones a su disposición para ayudar a restablecer la democracia venezolana y traer estabilidad”. Goodman también escribió que el rechazo dentro de la oposición venezolana a la idea de una intervención militar extranjera fue perdiendo fuerza.

La amenaza militar sigue presente, aunque con el rechazo de toda la región.

América XXI

x

Tal vez te interese

Una jueza le prohibió a Lula hacer declaraciones a la prensa: “No sólo me quieren preso, me quieren callado”

Por Darío Pignotti en Página/12. “Ellos no sólo quieren mantenerme preso, ellos me quieren callar” comentó Luiz Inácio Lula da Silva ayer, poco ...

A %d blogueros les gusta esto: