Foto: H.I.J.O.S.

“Lo menos que puede hacer una mujer que perdió a su hijo hace 42 años es expresarse con dureza”

En la tercera audiencia del 6º juicio por delitos de lesa humanidad, Enriqueta “Queta” Herrera de Narváez se sentó frente al tribunal y contó en detalle lo que vivió junto a su esposo, Adolfo Narváez, y su hijo, Hugo Antonio Narváez durante la última dictadura cívico militar, quien permanece desaparecido. Hubo momentos de tensión cuando uno de los defensores de los represores pidió que la mujer, de 93 años, evitara “usar lenguaje soez”.

“Es costumbre de los defensores, particularmente del defensor de Braga, quien ya fue reiteradas veces condenado, quejarse por el lenguaje que usan los testigos, como una actitud provocadora, sin tener en cuenta el contexto”, analizó en diálogo con El Submarino (91.5) Paula Álvarez Carreras, abogada representante de querellas particulares.

Cuando Enriqueta de Narváez ingresó a la sala, los presentes la recibieron con aplausos y gritos de apoyo. Juró que diría la verdad las veces que fuera necesario y comenzó a relatar los hechos en torno del secuestro de 19 chicos en la peña El Alto la Lechuza de Tucumán, entre los que se encontraba su hijo Hugo, quien permanece en calidad de detenido desaparecido.

La mujer, de 93 años, contó su historia y la de su familia con la carga de la emoción y la indignación. Algunas de sus expresiones molestaron a uno de los abogados de la defensa, Ricardo Vitellini, quien refirió al juez Federico Díaz una moción de orden e instrucción para que los testigos utilizaran “un lenguaje no soez, acorde al proceso judicial”. “Entiendo el dolor, pero no es la forma de proceder en las audiencias”, expresó el letrado. Y despertó el repudio de los presentes.

El tribunal se tomó un cuarto intermedio de algunos minutos para luego pedir a todas las partes que permanecieran respetuosamente, sin manifestar opinión o sentimiento alguno, para salvaguardar el proceso.

“Es una madre que ha perdido a su hijo, que hace más de 42 años que está esperando el juicio; lo menos que puede hacer es expresarse de manera con dureza, porque entiende que algo de su vida fue arrancado, que fue su hijo, sin saber todavía donde están sus restos”, opinó Álvarez Carreras, y remarcó que la mujer incluso pedía disculpas cada vez que decía un improperio.

Sobre la advertencia del tribunal para que todos guardaran orden y respeto, la abogada consideró que “no hacía falta, porque de hecho el tribunal ordena el debate”, y agregó: “Fue desafortunado, y tememos que el tribunal amenace con suspender el debate o desalojar la sala, algo que los querellantes no queremos porque las víctimas vienen esperando por esto hace más de 40 años y nadie quiere que el debate se retrase más de lo que ya se va a retrasar, porque van a ser tres años”.

Pasado el episodio, el tribunal procedió con la identificación de los imputados restantes para los que se esperan condena en esta megacausa. En este caso identificaron a Rafael Mariano Braga, Rodolfo Oscar López desde Ezeiza; a Juan Carlos Jones Tamayo, Juan Cruz Kairuz y Carlos Raúl Pérez desde Salta; a Juan Carlos Lucero, a quien hicieron traer desde la sala contigua donde estaba presenciando la audiencia, y a Armando Hugo Ruiz, que se encontraba presente ocupando su banquillo. Finalmente, el juez determinó que los represores mencionados prestarán declaración indagatoria en la próxima audiencia, que será luego de la feria judicial, el 2 de agosto a las 16 en Senador Pérez 182.

x

Tal vez te interese

Indignante: aparecen pintadas en Calilegua reinvindicando el terrorismo de estado

Cuando faltan algunos días, para conmemorar el 42° Aniversario de la Noche del Apagón, la ciudad de Calilegua amaneció con leyendas ...

A %d blogueros les gusta esto: