Destacamos

Legisladoras advierten sobre el machismo que impera en la política jujeña

En la última sesión extraordinaria de la Legislatura provincial, que se llevó a cabo la semana pasada, se produjo un cruce entre el vicepresidente del cuerpo a cargo de la presidencia, el diputado radical Carlos Amaya, y las legisladoras peronistas Alejandra Cejas y Liliana Fellner, y Natalia Morales, del FIT-PTS. El episodio hubiera quedado como una de las tantas discusiones que se plantean en los debates, si no fuera porque, en ocasión de conmemorarse el Día Internacional de la Mujer, Cejas y Fellner revelaron que el maltrato hacia las mujeres es moneda corriente por parte no solo de Amaya sino de todo el bloque oficialista. Esta denuncia se suma a un comentario ofensivo y de mal gusto del intendente de Libertador Gral. San Martín, el radical Oscar Jayat, al referirse a la concejal Patricia Gutiérrez, de Unidad Ciudadana.

“En la última sesión de la Legislatura, Amaya nos negó la palabra a dos mujeres, a la diputada Natalia Morales y a mí. No me digan que eso no es machismo, que justo a dos mujeres les negó la palabra”, afirmó Liliana Fellner en diálogo con El Submarino Radio (91.5).

Aquí se suman dos niveles de destrato: uno de género y otro político. Alejandra Cejas coincidió con Fellner y fue más allá, pues acusó a todo el bloque oficialista y al presidente del cuerpo, el vicegobernador Carlos Haquim, de tener actitudes discriminatorias hacia las diputadas. “El diputado Amaya, cuando está en la conducción de la Legislatura, cada vez que hay que tomar la palabra, lo mira al presidente de la bancada oficialista, al diputado Alberto Bernis, y hace siempre lo que él le dice. Y el presidente de la Legislatura también tiene lo suyo. Yo tuve cruces muy fuertes”, relató, y agregó: “Los colegas diputados creen que porque son mayoría pueden cedernos la palabra solo cuando tienen ganas”.

“Lo que pasó con la diputada Fellner fue grave, porque si bien ya había finalizado el uso de la palabra por parte de la presidencia, se empezó a votar en particular, y cuando se vota en particular le corresponde la palabra nuevamente a los diputados que quieran expresarse o pedir modificaciones en el articulado; y a ella se la negaron, y además creen que es gracioso”, detalló Cejas, y sumó: “Fue un abuso de poder de alguien que además no es el presidente, aunque esté manejando el debate, sino que es un diputado como nosotros”.

Se refirió también a una situación similar que se dio el año pasado con el diputado Bernis y toda la bancada oficialista: “Como no me podían contestar, porque no podían prender el micrófono, empezaron a insultarme, con insultos por ser mujer, hasta que la diputada Débora Bracamonte tomó la palabra y pidió respeto diciendo que sentía vergüenza de pertenecer a una bancada que le falta el respeto a una colega, no por lo que yo decía sino por mi condición de mujer. Fueron las dos primeras filas se dedicaron a insultar, los vi y los escuchamos en toda la Legislatura”.

Si bien la diputada Cejas admite que este es un tema que debe ser debatido internamente, sentenció que “la falta de respeto en la Legislatura es sistemática”. Y narró un incidente que la tuvo como protagonista: “Cuando cambió el gobierno tuve que interponer una cuestión de privilegio contra uno de los diputados de la bancada de Cambiemos, porque vino con un cerrajero y abrió una oficina común, cambió la cerradura y maltrató a mi secretaria”.

Reveló luego que se estaba refiriendo a Marcelo Nasif, a quien describió como “un personaje que tiene antecedentes”, y completó: “Yo pedí que se lo cambie de lugar, porque en mi equipo de trabajo somos todas mujeres y no tenemos por qué aguantar el mal humor de nadie ni la violencia de nadie. Y esto en su momento fue tomado como una situación graciosa”.

Cejas es autora del proyecto de creación de la Comisión de Género, que tendría a su cargo el análisis de las situaciones de violencia hacia la mujer. Pero se lamenta: “No podemos hablar de violencia de género o de discriminación cuando en este cuerpo pasan cosas realmente insostenibles”.

Fellner agregó: “Hay que seguir trabajando y hacer las presentaciones necesarias en la Legislatura por impedirme hablar. De esto no se habla, pero están los videos, fue un escándalo. Yo se lo grité y Natalia Morales también”.

“Muchos diputados deben llamarse a silencio, por respeto a los problemas personales que tienen y porque no todos tenemos que soportar sus problemas de violencia -afirmó Cejas-. Porque no son problemas de carácter, son problemas de violencia que vienen acarreando, y eso se trasluce en cada una de las sesiones”.

Machismo peronista

“El machismo está en todas partes. Jujuy es chico y nos enteramos. Los machistas están insertos en el gobierno provincial y en los partidos políticos”, diagnosticó Fellner.

El Consejo Provincial del Partido Justicialista (PJ) de Jujuy está integrado totalmente por hombres. Tanto Cejas como Fellner reclaman que las mujeres tienen que estar en la mesa de decisión y en todos los lugares partidarios. “Tengo la autoridad para decir esto porque les pedí a todos los que forman parte de ese Consejo que haya mujeres. En la mesa partidaria hay mujeres militantes, no portadoras de apellido, y eso está muy bien, pero no en el número que uno quisiera”, indicó Fellner.

“Yo siempre reivindico la figura de Eva como la que nos hace reflexionar acerca de las banderas que debemos levantar -comentó Cejas-. Creo que las compañeras, en lugar de marchar por los problemas de otras compañeras, deberían marchar dentro del partido y exigir que se respete el lugar de las mujeres”.

Cejas repasó la historia partidaria: “Nosotros no tenemos la misma historia que el radicalismo, que ha tenido recién la reivindicación del cupo en 2011; nosotros tenemos el primer partido, el que creó Eva; después se conformó la Rama Femenina dentro del Partido Peronista, y también tenemos la creación del Consejo Federal de la Mujer en el año 91, que es cuando se reconoce el cupo en la Carta Orgánica nacional y la provincial. Es decir que dentro de las orgánicas del PJ, la representación debe ser hoy de 2×1, por lo menos un 50 por ciento. Creo que las compañeras tienen la representación para exigirlo adentro, y cuando lo hagan yo voy a estar al lado de ellas”.

“Para estas fechas todos se sacan fotos con el cartelito, nos mandan felicitaciones, pero en el día a día esta está muy lejos de ser una sociedad igualitaria, con oportunidades para la mujer”, sintetizó Fellner.

La marcha en Jujuy

Ambas legisladoras celebraron que cada 8 de marzo los temas de género toman cada vez más fuerza en la agenda política y que diversos sectores trabajen la violencia de género en los ámbitos políticos, gremiales y sociales.

Cejas explicó que su presencia en la marcha obedece a que “se han deteriorado las condiciones de vida a nivel general”, y relacionó ese deterioro con la cantidad de casos de violencia de género y de femicidios. “En este 2018 he asistido a distintos casos de violencia familiar, de género, muy complejos, que hace tiempo no veía. Y temas como el aborto, la muerte materno infantil, el aumento del número de suicidios, son indicadores que nos hablan del nivel socioeconómico de nuestro país y de nuestra provincia en particular”.

La diputada lamentó que Jujuy encabece las estadísticas de violencia de género en relación a la cantidad de habitantes, y que esté también liderando el trágico ranking de suicidios infanto juveniles. “Estos son temas que deben alertarnos”, convocó.

 

Para Fellner, sin embargo, hay un aspecto positivo: “He notado más fuerza, más compromiso con el tema, muchísimas mujeres que han recibido el feliz día y contestan ‘no me feliciten, hoy es un día más de lucha'”, comentó, y citó la letra de una canción que dice “de nada sirven las leyes, los decretos, ni ordenanzas si no se terminan los prejuicios hacia la mujer”. “Creo que ese es el camino que hoy estamos tomando, a veces con diversidad de pensamiento, pero la lucha tiene que encontrarnos unidas porque es la única forma”.

Por supuesto que estas cuestiones obligan a pensar la propia historia. “Como mujeres políticas, nosotras tenemos que ver cómo acompañar el crecimiento de este fenóimeno. Nos hemos criado en una sociedad donde era lógico que las hijas mujeres fueran las que se levantaban a lavar los platos”, dijo Fellner, y llamó a “cambiar ese concepto hablando entre todos, hombres y mujeres”.

Denuncia x 2

La concejal de Libertador Gral. San Martín Patricia Gutiérrez (Unidad Ciudadana) denunció al intendente de esa localidad, Oscar Jayat, a raíz de un comentario irónico, ofensivo y de mal gusto hacia su persona.

En diálogo con El Submarino Radio, Gutiérrez relató: “Es muy triste; ninguna mujer elige tener una patología como la mía, el hipotiroidismo, y tener problemas de sobrepeso, con el grado de obesidad mórbida que tengo. Pero no es la primera vez que el intendente Jayat me falta el respeto, es de público conocimiento”.

La edil relató que ya hace dos años padeció el hostigamiento de parte de Jayat “porque yo soy una referente política, no soy corrupta y me he animado a decirle cosas que nadie se ha atrevido”.

Jayat hizo pública la ficha médica de Gutiérrez, y en un acto local se refirió a ella como “la ballena”, un comentario lamentable que despertó las risas y el festejo de los miembros de su gabinete. La escena fue difundida por la misma concejal Gutiérrez desde su perfil de Facebook,  y se viralizó ampliamente. “Lo voy a denunciar por haber expuesto mi ficha médica, pero no me sorprende porque no es la primera vez que lo hace”, aseguró Gutiérrez, y aclaró que presentó la denuncia contra “el profesor Jayat, no el intendente, así cuando salga de la función pública continúe la causa, y cuando tenga que pagar lo haga él en persona, no el municipio”.

“Yo fui jefa de Gabinete del municipio en la gestión anterior, y cuando me incorporé a trabajar me envió al área de Tránsito, sabiendo que para mí era imposible cumplir con esa tarea -relató-. Era tal el hostigamiento que tenía intermitencias por taquicardias y estrés, producto del acoso laboral al que me sometió durante dos años. Estuve con carpeta médica que fue expuesta por el actual intendente públicamente”.

“Me puede decir todas estas cosas, pero no puede remitir al Concejo los expedientes de la compra de adoquines le que estoy pidiendo y que esconde celosamente, porque según denunciaron el proveedor es un familiar de él -reveló Gutiérrez-. Le descubrimos un expediente donde figuraba la categoría de tarotista y le habían alquilado un camión por valor de medio millón de pesos. Entonces me puede decir ballena pero yo le puedo decir que él es corrupto”.

Según comentó la concejal, el intendente Jayat hace dos años que no manda documentación al Concejo Deliberante y tiene vencida la rendición de gastos con un atraso de más de un año. En este nuevo período, siete ediles le han exigido la documentación, sin resultados positivos.

Así las cosas, Jayat tendrá que responder a dos denuncias de Gutiérrrez: una por corrupción y otra por violencia de género.

-¿Cree que el intendente es protegido por el gobernador?

-Yo no creo. Mirá que soy de Unidad Ciudadana y no comulgo en nada con el gobernador, estoy en las antípodas de su línea de pensamiento, pero creo que el actual intendente actúa por su cuenta, que es inmanejable, y eso es un gran problema político. Libertador está en manos de pasantes políticos que creen que pueden cambiar todas las reglas del municipio como les da la gana, sin rendir cuentas. Pero no creo que sean tan torpes como este intendente, un intendente sin formación administrativa que se cree el sultán del pueblo.

x

Tal vez te interese

Sospechan de los datos que dio la Dipec: “Rozan el cinismo”

El economista y referente del Frente de Izquierda Gastón Remy señalo que “todos los datos que publican desde la Dipac dan ...

A %d blogueros les gusta esto: