Destacamos

Ledesma ofrece un 15% de aumento y en medio de la paritaria despide trabajadores

En medio de las negociaciones paritarias, fueron despedidos dos trabajadores del ingenio Ledesma, los que se sumaron a los 30 cesanteados entre diciembre y enero últimos. El sindicato evalúa iniciar un plan de lucha porque además la empresa ofrece apenas un 15 por ciento de aumento, lo que dejaría a los salarios de Ledesma por debajo de lo que acordaron los ingenios tucumanos, que son referencia para fijar los sueldos del sector en todo el país.

“No podemos sentarnos a la mesa de negociación mientras despiden trabajadores, porque además la empresa no nos da certeza de que esto no vaya a seguir”, afirmó a El Submarino Radio (91.5) Rafael Vargas, secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados Azucareros del Ingenio Ledesma (Soeail).

Los últimos despedidos son una trabajadora del sector laboratorio y un obrero del sector alcohol, que se suman a otros cesanteados que estaban fuera de convenio, además de los 30 que echó la empresa entre diciembre y enero últimos.

“Somos solidarios no solo con los trabajadores representados por este sindicato sino también con los despedidos fuera de convenio, porque son todas familias que quedan en la calle y pagan los platos rotos y el ajuste del empresariado para que supuestamente pueda seguir funcionando”, señaló Vargas, y recordó que los balances del año pasado mostraron que la empresa obtuvo “una ganancia del 200 por ciento, con un incremento de más del 50 por ciento de sus productos”.

Además de perder su trabajo, los despedidos corren el riesgo de perder sus viviendas, ya que al desvincularse de la empresa pasan a pagar casi el doble de lo que pagaban. Vargas confirmó que están recibiendo cartas documento en las que les reclaman que paguen en tiempo y forma. “Hemos tratado de encontrarle la vuelta, pero es bastante complicado reflexionar con Ledesma cuando deja bien sentado que los trabajadores pasan a ser números y para ellos no hay familias ni nada detrás de cada uno”, comentó.

“Además no es que los echaron porque robaron o provocaron un daño a la empresa, sino que los han echado sin causa, y el común denominador es que todos hicieron paro”, aseguró el sindicalista. Por esta razón es que el sindicato inició acciones legales, denunciando a la empresa por discriminación y reclamando que sean reincorporados.

Para Vargas, el despido de trabajadores que habían hecho paro está en la línea de “apretar y meter miedo”.

“No podemos negociar en medio de despidos y aprietes, así que le pedimos certezas al gerente de Recursos Humanos, porque nadie nos asegura que esto no vaya a seguir pasando”, indicó.

Sobre el curso de la negociación paritaria, explicó que los trabajadores de Ledesma quedaron “muy mal parados” al no tener la firma del acuerdo el año pasado, lo que dejó estancados los básicos. “Fotia, que marca la tendencia a nivel nacional, ha cerrado en Tucumán con un avance bastante interesante y muy positivo para el bolsillo del trabajador, con un 23 por ciento que llevó el básico a 20.671 y la tira final a 23.142”, precisó Vargas.

Ledesma, en tanto, ofrece un porcentaje que ronda el 15 por ciento, con lo que el básico llegaría a 18.200 pesos, casi 2500 menos que lo acordado en Tucumán. “La gran preocupación es para el año que viene, porque en Tucumán, con la incorporación de las sumas no remunerativas, tendrían prácticamente 22.000 pesos de básico, mientras que nosotros nos quedaríamos con 18.200, es decir que la diferencia ya sería de 4000 pesos”, detalló.

Ante ese 15 por ciento de aumento que ofrece la empresa, el sindicato reclama la equiparación con los salarios de Tucumán, lo que equivaldría a un incremento del 37 por ciento. “Puede parecer mucho, pero es lo que el trabajador necesita para ganar lo mismo que un trabajador tucumano en la misma actividad”, aclaró Vargas.

-¿La empresa no cede en nada?

-Está cediendo en 100 pesos, 200 pesos, pero no ayuda tampoco esta presión extra de dejar a trabajadores en la calle. Ledesma en todo momento nos cierra las puertas. No discute; impone. Es un momento difícil no solo en la actividad sino a nivel nacional, en todos los ámbitos, pero Ledesma tiene una diversidad de negocios con los que puede amortizar y sobrellevar la situación económica. Y para el trabajador su salario es la única fuente de ingresos, no tiene alternativas.

-¿Están en condiciones de tomar medidas de fuerza?

-Eso lo vamos a discutir en la reunión de delegados. Ledesma está apostando mucho al miedo de la gente. El miedo puede paralizar; pero también puede unir más y la empresa llevarse una sorpresa. Conocemos la idiosincrasia de la gente y sabemos que hay mucho temor, pero ellos están subestimando bastante a la gente, con los trabajadores que han echado y sin dar certeza de que esto no vaya a seguir ocurriendo.

x

Tal vez te interese

Los obreros de la papelera Exincor siguen en lucha por deudas salariales

Fracasó una nueva reunión en el Ministerio de Trabajo de Jujuy entre los dueños de la papelera Exincor y los obreros ...

A %d blogueros les gusta esto: