Cauchari.

Las tres cuartas partes de los obreros de la construcción de Jujuy están sin trabajo

Entre 8 y 10 mil trabajadores de la construcción están desocupados, según precisó a El Submarino Radio (91.5) Carlos Cárdenas, titular de la filial local de la Unión Obreros de la Construcción de la República Argentina (Uocra).

“Vemos un panorama bastante oscuro en lo que tiene que ver con obras y futuras licitaciones. Hay  mucha incertidumbre”, describió el sindicalista, y agregó: “Sobre todo cuando vemos la cantidad de trabajadores que tenemos activos, que son a consideración nuestra muy pocos, entre 2500 y 2700, según las estadísticas de nuestro registro, lo que es un 25 por ciento del total”.

Los datos que maneja la Uocra Jujuy se refieren a los trabajadores afiliados, los que se emplean en el sector privado y también los que se desempeñan en el marco de cooperativas de construcción. En conjunto, los desempleados alcanzan, según Cárdenas, casi las 10 mil personas. “Es un número muy alto, que preocupa, porque son compañeros que no obtienen sustento mes a mes, que no pueden llevar alimento a sus hogares”, reflexionó.

“Hemos presentado notas al gobernador, al ministerio de Infraestructura y al IVUJ, para seguir avanzando con respecto a las licitaciones a obras que debían haberse iniciado y que todavía desconocemos los motivos por los cuales no se están ejecutando”, explicó Cárdenas.

Así se explica la alta desocupación del sector, en la paralización de obras que se fue dando en los últimos meses, a la que se suma el recorte del gasto en obras públicas en todo el país, anunciado por el gobierno nacional.

Respecto de la suspensión o disminución de obras en Jujuy, Cárdenas repasó distintos hechos que se fueron dando en los últimos meses. En diciembre de 2017, refirió, había más de 4 mil obreros en actividad.

En enero ocurrió el primero de los conflictos importantes en materia de suspensión de obras. Fue en el recambio de vías ferroviarias en el departamento Ledesma, desde Chalicán a Yuto, cuando la empresa que estaba trabajando en el desmalezamiento y otras cosas paralizó las tareas. “Hubo reunión en Buenos Aires y llegamos a la conclusión de que no había fondos”, relató Cárdenas.

En rigor, el propio estado nacional, a través de la Administradora de Infraestructura Ferroviaria (ADIF), les comunicó que ni la empresa ni el estado tenían los medios económicos para seguir trabajando. “Nos dijeron que la provincia de Jujuy no era prioridad en lo que respecta a los trabajos de las vías del ferrocarril, por ende se suspendieron las obras en la provincia dejando desocupados a los 200 compañeros que estaban trabajando”, continuó.

La decepción frente a este conflicto no terminaba con la pérdida de los puestos de trabajo. Cárdenas lo describió así: “Se terminó también con la ilusión de muchos otros compañeros que se encontraban desocupados pero con expectativas, porque en un primer momento los administrativos de la UTE nos dijeron que la proyección era que más de mil trabajadores iban a trabajar en esa obra”.

No solo hubo paralización de obras iniciadas. También se frustraron las expectativas que se alimentaron con los anuncios de grandes emprendimientos, como los trabajos de la ruta 66 o la 34, todo lo referido al litio y el parque solar de Cauchari. “La verdad es que tenemos muy pocos compañeros trabajando. Por ejemplo, en la ruta 34 tenemos 30 o 32; en la 66 tenemos 4 o 5 compañeros; en los trabajos de la minera Exar, que va hacer la extracción de litio, no tenemos más de 100 compañeros trabajando, cuando había una proyección de 1500”, enumeró Cárdenas, y completó: “En el proyecto del parque solar Cauchari tampoco tenemos una gran cantidad de compañeros trabajando, porque se ha empezado a licitar obras por tramos y todavía no hay una gran cantidad de gente en esas megaobras que se anunciaron”.

La situación tampoco es óptima para los pocos que sí están trabajando, ya que empiezan a registrar atrasos en los pagos. “En el día de ayer hemos cursado notas de intimación a distintas empresas que están trabajando en obra pública, en construcción de viviendas y otros rubros, por los pagos de la segunda quincena del mes de abril, que se ha vencido el plazo legal”, precisó el titular de la Uocra, y agregó que estos atrasos se registran en “prácticamente todas las empresas que están trabajando a través del IVUJ construyendo viviendas en toda la provincia”.

Remarcó que si bien en la paritaria de este año la Uocra consiguió un aumento en dos tramos, el 10 por ciento a partir del 1° de abril, muchas empresas de las que sí pagaron lo hicieron con los valores anteriores. Y más: “Hay empresas que todavía les deben a los compañeros los reajustes de febrero y marzo por la cláusula gatillo de las paritarias de 2017”.

x

Tal vez te interese

Trabajadores municipales aseguran que no soportan más tarifazos (video)

El Sindicato de Empleados y Obreros Municipales (Seom) montaron una radio abierta en la plaza Belgrano, luego de marchar por las ...

A %d blogueros les gusta esto: