La comunidad Cueva del Inca denuncia un nuevo ataque judicial en la disputa por su territorio

En un nuevo capítulo de la pelea de la comunidad Cueva del Inca de Tilcara en defensa de su territorio, la referente Verónica Mamaní denunció que el empresario Carlos Vázquez y su esposa, Simona Natividad Cruz, eligieron esta vez llevar el conflicto por el lado de la violencia de género.

Javier Mamaní, integrante de la comunidad que ya fue objeto de varios ataques, fue denunciado por violencia contra Cruz y detenido el sábado durante varias horas.

Haciendo un repaso de la situación, Verónica Mamaní reafirmó: “Carlos Vázquez y su señora, Natividad Cruz, quieren quedarse con parte de nuestro territorio”, y recordó que está vigente una medida cautelar dictada en 2014 a favor de la comunidad, que impide que el empresario realice ninguna construcción en el lugar.

Sobre los ataques sufridos anteriormente por Javier Mamaní, señaló: “El 13 de enero le quemaron el auto y el 29 de abril lo han golpeado a pedradas en territorio de la comunidad, le rompieron el teléfono y le robaron la memoria y la batería”.

“Como a golpes no han podido, ahora iniciaron un expediente por violencia de género, que no tiene nada que ver”, aseguró la comunera, y precisó que en el marco de esta denuncia la jueza Pilar Medina dispuso una medida de protección de persona a favor de Cruz y en contra del Javier Mamaní.

El sábado pasado, cerca de las 19, seis efectivos policiales fueron a buscar a Mamani a su lugar de trabajo con el argumento de que el ayudante de fiscal quería hablar con él. “Lo sacaron de la oficina y lo llevaron a la policía, preso por averiguación de antecedentes”, informó Mamaní.

Al día siguiente, cuando el hombre quiso regresar a su casa, se encontró con un uniformado en la puerta que no lo dejaba ingresar porque pesaba sobre él una orden de restricción. “Acá la señora Simona Cruz dice que es su domicilio y no puede entrar porque hay una protección de persona”, dijo el policía, según refirió Verónica.

“Y eso es mentira -continuó la mujer-, porque el domicilio de la señora no está ahí, está a 200 metros. Ese es el de Javier”. Desde la comunidad advierten que “la policía es bastante confusa en su actuar” y aseguran que “no hay violencia de género”.

“Queremos que se investigue, que se sepa. Nosotros como comunidad ya tenemos siete juicios ganados, la misma Corte de la provincia dice que tenemos acreditada la posesión ancestral comunitaria y pública. Y estos juicios han llevado años de pelea”, comentó Mamaní.

“La pelea de fondo de ellos es quedarse con parte de nuestro territorio. Están usando estos ardides, todas las maneras para quedarse con lo nuestro. Esta es la situación que estamos viviendo. Es muy delicada. Están atentando contra nosotros; está en riesgo nuestra vida”, agregó, y recordó que cuentan con el apoyo del pueblo de Tilcara, que reunió firmas en solidaridad con la comunidad y hasta presentó notas al intendente Ricardo Romero para que tome postura respecto de la situación.

x

Tal vez te interese

Comisionados de la Puna recibieron rollos de telas para las bordadoras de la zona

Los comisionados de Caspalá, Santa Ana y Valle Colorado recibieron cinco rollos de telas picote, de llama, oveja y algodón, para ...

A %d blogueros les gusta esto: