Destacamos

Esquivel y el operativo en la Tupac: “El gobernador volvió de China recargado”

“Acá hay gato encerrado”, afirmó el diputado provincial Juan Manuel Esquivel, referente de la Organización Tupac Amaru, en relación al allanamiento realizado anoche en la sede de San Salvador de Jujuy. En diálogo con El Submarino Radio (91.5), remarcó que el procedimiento se realizó sin que se notificara a él ni a los abogados, que nunca se exhibió ninguna orden escrita, que no participaron testigos. Y realizó una interpretación polítca: “Nos mueve la sospecha de que el gobernador volvió de China recargado porque las encuestas muestran que ya no tiene el consenso que tenía”.

Esquivel recordó que los allanamientos deben seguir un protocolo: “Debe haber una orden judicial, debe haber testigos y las partes interesadas deben estar presentes, porque de otra manera uno no sabe qué se llevan, qué están buscando, si dejan algo”, detalló, y completó: “Por todo esto, este procedimiento está viciado de nulidad. Acá hay gato encerrado”.

“¿Por qué yo tengo que creer que el juez el probo y no va a sacar cosas o plantar pruebas? -continuó el legislador-. Nunca vimos una cédula de notificación. Dicen que está pero no sabemos qué buscaban, en el marco de qué causa, si hay imputados, qué investigan, o si en realidad están haciendo algo para ver qué encuentran”.

Al repasar los hechos de este martes, describió: “Ha llegado la policía pasadas las 18 horas y el juez llegó recién a las 20. En todo ese tiempo no hubo ningún funcionario judicial, solo policías. Y adentro había niños que estaban a la pileta climatizada, jóvenes que estaban haciendo deporte, gente participando de los cursos de baile, chicos con discapacidad, porque la sede de la Tupac sigue generando actividades. Y l apolicía no dejaba salir a nadie, no le importó nada. Podemos decir que esos niños estuvieron secuestrados. Porque el juez pudo haber dispuesto el desalojo de manera legal, dando un plazo razonable, de diez o quince minutos”.

Tampoco permitieron el ingreso al apoderado de la Tupac. En este sentido, Esquivel recordó que la Asociación Social Civil Cultural y Deportiva Tupac Amaru tiene la personería suspendida, una medida que fue recurrida en enero de 2016 y desde febrero de ese año la resolución está en manos del Superior Tribunal de Justicia. “Si bien esta situación no nos permite realizar algunas actuaciones, tenemos responsabilidades. Si vienen a cobrar algo hay que pagar, si un joven o niño se accidenta dentro de la sede tenemos que responder, tenemos seguros… Sin embargo no dejaron entrar al abogado, ni a mí ni a nadie”, remarcó.

Relató luego: “Me presenté como diputado provincial y como el coordinador de la Tupac, designado por la asamblea, y me pasé dos horas pidiendo hablar con el juez o con alguna autoridad a cargo. Me atendieron tres comisarios, ninguno se identifica, y el último me dice ‘el juez no lo quiere atender y no lo va a hacer porque los encargados de la organización ya están adentro’. ¿A quién se refería, si habían desalojado a todos? Adentro estaban el juez, la policía y personas de civil que no puedo reconocer”.

Sobre la actuación policial, Esquivel señaló: “La gente piensa que los allanamientos son hechos en los que la policía entra brava, rompe, saca, revuelve, destroza… pero no es así. Es así en Jujuy porque la policía está desaforada y recibe órdenes de sus jefes políticos. Porque es la misma policía de tres años atrás, y antes no hacían estas cosas. Si hoy la policía es brava y hace de todo es porque hay jefes bravos que le dan la orden de actuar así”.

En este sentido, recordó cuando entraron a una sede de la Universidad Nacional de Jujuy, cuando el jueves santo detuvieron a un grupo de estudiantes, a una concejal y a un abogado, y tuvieron que liberarlos por la presión social. “Fue un papelón”, calificó.

-¿Cree que se quieren quedar con el edificio?

-Nos mueve la sospecha de que el gobernador volvió de China recargado, buscando circo, porque las encuestas muestran que ya no tiene el consenso que tenía, después de la represión del 4 de abril a los manifestantes durante su discurso en la Legislatura. El problema que tiene el gobernador es que se rompió el contrato que tenía con la sociedad jujeña y su imagen viene en picada. Entonces no sería extraño que retomando la iniciativa de patrón de estancia haya resuelto que como la Tupac está inhabilitada, haya mandado a algún administrador. Él dirá eso, pero lo que hizo el 14 de enero de 2016 al quitarnos la personería es ilegal; no lo debe hacer él sino un juez.

x

Tal vez te interese

Empieza la 5° semana del juicio oral y secreto de Pibes Villeros

Este martes inicia la 5° semana de audiencias de la causa Pibes Villeros, desde las 14.30 horas, con más testimonios de ...

A %d blogueros les gusta esto: