Escuela Helen Keller: el gobierno no cambia de postura y tendrá que decidir un juez

Finalmente será la justicia la que decida sobre el conflicto generado a partir de la intención del gobierno de mudar la Escuela Provincial de Teatro Tito Guerra al edificio donde funciona el Instituto Helen Keller, al que asisten alumnos hipoacúsicos. La medida quedó suspendida por una cautelar presentada por las madres, que rechazan compartir el edificio por las características especiales de los estudiantes. El gobierno no presentó ninguna alternativa en las audiencias que se realizaron en el fuero contencioso administrativo.

Amelia de Dios es abogada representante de las madres de los alumnos de la Helen Keller. En diálogo con El Submarino Radio (91.5), confirmó que se dio por cerrada la etapa conciliatoria y que terminada la feria judicial se pasará a la etapa de producción de prueba.

“En la última reunión, el representante de Fiscalía de Estado no presentó ninguna alternativa ni propuesta”, describió, y estimó que el proceso hasta la sentencia llevará unos dos meses.

Si bien esta situación demora la solución definitiva del conflicto, al estar vigente la medida cautelar los estudiantes de la Helen Keller continuarán normalmente sus actividades. “No tenemos apuro sino todo lo contrario; queremos que todo se realice lo mejor posible hasta llegar a una sentencia”, comentó la abogada.

“Por eso estamos de acuerdo con que se produzca prueba, porque podría haber pasado que el juez dijera en la última audiencia que ya tenía todos los elementos para dictar sentencia. Cuanta mayor prueba podamos producir, mejor para que el juez tome una decisión”, agregó.

El conflicto se inició en marzo pasado, cuando se conoció la decisión del ministerio de Educación de trasladar la Escuela Provincial de Teatro Tito Guerra al edificio donde funciona la Helen Keller. De inmediato las madres de los alumnos de la escuela especial para hipoacúsicos expresaron su disconformidad e iniciaron un acampe en la puerta del establecimiento para impedir que entraran los materiales que se usarían para realizar las reformas edilicias planeadas por el ministerio.

La ministra Isolda Calsina acusó a las madres de la Helen Keller de hacer “un uso político” de los niños, y la tensión se disipó cuando en abril la justicia concedió una medida cautelar.

Ganaron las madres: la justicia aceptó la cautelar y el ministerio de Educación no puede hacer nada en la Helen Keller

x

Tal vez te interese

Más de 200 estudiantes participaron de los talleres de orientación vocacional en la Casa Primero Jujuy

Finalizó la segunda jornada en la casa Primero Jujuy, de los Talleres de Orientación Vocacional destinados a alumnos de 4to y ...

A %d blogueros les gusta esto: