Ingenio San Isidro.

Después de seis meses cerrado, se vendió el ingenio salteño San Isidro y vuelve a producir

“El ingenio más antiguo del país está vivo”, afirmó Mariano Cuenca, secretario general del sindicato que nuclea a los trabajadores del ingenio salteño San Isidro, que fue finalmente comprado por una firma tucumana, seis meses después de que lo cerraran y abandonaran sus anteriores dueños, el grupo peruano Gloria. La ministra de Producción, Trabajo y Desarrollo Sustentable de Salta, Paula Bibini, afirmó a medios locales que “la venta es inminente”.

Más de 500 trabajadores estaban desde enero reclamando soluciones de parte del gobierno salteño. En un principio se había hablado de que el estado provincial podría expropiar el ingenio abandonado por sus propietarios, pero luego surgió la Compañía Azucarera Los Balcanes, de Tucumán, interesada en comprarlo.

Desde el Sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar San Isidro (Soeasi) informaron que solo falta que los nuevos propietarios anuncien cuándo comienzan las actividades. Su secretario general, Mariano Cuenca, comentó: “Esta es una victoria de la esperanza, de la lucha, del no bajar los brazos, en un momento aciago para los trabajadores de todo el país, sometidos a despidos masivos, cierres de empresas e intentos de recortes de los derechos laborales”.

Tras la venta del San Isidro, el siguiente paso será la reunión de los nuevos dueños con el sindicato, para consensuar los aspectos operativos del reinicio del trabajo. “Esto es lo que queríamos: trabajar, esto es lo que necesitaba Salta, esto es lo que logramos los trabajadores con una combinación de paciencia y de firmeza, con el apoyo de quienes confiaron en nosotros y también en sus propias fuerzas convertidas en solidaridad activa que se manifestó en las calles, en las rutas, y en el conjunto de medidas con las que defendimos nuestro trabajo, a nuestras familias y por extensión a todos los salteños”, agregó Cuenca.

“Ahora hay que ser prácticos y veloces -continuó-; la zafra no espera y es imprescindible comenzarla lo antes posible. El ingenio más antiguo del país está vivo. A muy corto plazo la tradicional misa de comienzo de la zafra tendrá lugar en Campo Santo, y desde ese momento la dignidad del trabajo habrá sido reivindicada”.

En enero pasado, el Grupo Gloria, de Perú, a través de las empresas Prosal S. A. y Emaisa S. A., cerró la planta, colgó un banner anunciando el cierre, colocó custodia policial y presentó en la justicia un procedimiento preventivo de crisis, alegando que se iban del país porque “la producción en la Argentina no es rentable”. Así quedaron a la deriva más de 500 trabajadores.

Lo que resulta ser una excelente noticia no solo para los trabajadores del ingenio San Isidro sino también para la zona de Gral. Güemes, no debe haber caído bien al gobernador Gerardo Morales, que días atrás había opinado que el cierre de ese establecimiento era una buena noticia y que los ingenios jujeños iban a “aprovecharlo”. Sus declaraciones provocaron una dura respuesta de los trabajadores del San Isidro, que lo acusaron de “insensible”.

Morales dijo que “hay que aprovechar” el cierre del ingenio San Isidro y los trabajadores salteños lo acusaron de insensible

x

Tal vez te interese

Catua, Yala, Reyes y Guerrero se pintaron de blanco: Nevó en la mañana

Durante las primeras horas de esta mañana, se registraron nevadas en Yala, Termas de Reyes y Guerrero. También el fenómeno se ...

A %d blogueros les gusta esto: