Archivo

Abogados de Sala apelarán la resolución judicial local por desobediencia a la Corte Suprema

La dirigente social Milagro Sala pasó la primera noche en una casa de El Carmen, tras estar 11 días, con huelga de hambre, en la cárcel federal de Gral. Güemes, tras la revocatoria de prisión domiciliaria que protagonizó el juez residual penal, Pablo Pullen Llermanos, el pasado 7 de agosto.

Ante esta situación, el equipo de abogados que realiza la defensa técnica de Milagro Sala, encabezado por Luis Paz anunció que apelará la decisión del juez, que avaló el Superior Tribunal de Justicia e inmediatamente desoyó lo ordenó por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, al ratificar en su última Acordada lo que había solicitado la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) en diciembre pasado, “prisión domiciliaria en su residencia habitual, con medidas menos restrictiva”.

Sala llegó pasadas las 15.00 horas, en medio de un fuerte operativo de seguridad, montado por la Policía y el Servicio Penitenciario de Jujuy, ordenado por el juez, que antes ordenó una requisa a la casa-prisión por parte efectivos policiales de las divisiones antidroga y antiexplosivos, junto a personal de Bomberos. El juez ordenó que fueran sacados todos los medicamentos de la casa, por cuestiones sanitarias de la dirigente social, pero a su vez, dejó sin los remedios habituales que toma el marido de ella, Rául Noro, debido a su complicado estado de salud.

Con esta disposición de Pullen Llermanos, el Superior Tribunal de Justicia sigue sin acatar la orden de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que por unanimidad dispuso el martes pasado que Sala cumpla prisión domiciliaria en su residencia habitual, tal como había establecido la CorteIDH, que pedía el inmediato traslado y medidas menos restrictivas.

Luego de conocerse la resolución del juez, los abogados de Milagro Sala anticiparon que apelarán la orden del juez residual, porque consideran que dicha “resolución no cumple con la orden de la Corte Suprema de Justicia debido a que el domicilio legal y habitual es su casa de la calle Gordaliza del barrio Cuyaya de nuestra ciudad”. Será ante la Cámara de Apelaciones Penales de Jujuy, luego ante el Superior Tribunal de Justicia y posteriormente ante la Corte Suprema.

De acuerdo al entorno de la líder de la Tupac Amaru, “el artículo 33 de esa ley señala que una persona en arresto domiciliario no puede ser custodiada por fuerzas de seguridad ni tiene horarios de visita, algo que sí ocurre en el domicilio de la ciudad de El Carmen.

Además, Pullen Llermanos determinó que, a partir de ahora, Sala no podrá atenderse por médicos que no estén matriculados en Jujuy, lo que significa que no podrá atenderse con su equipo de médicos habitual que coordina el exministro de Salud Daniel Gollán. De esta manera, Pullen Llermanos además de agravar las condiciones de detención de Sala, “incumple junto al Poder Judicial de la Provincia” con lo dictado por la Corte IDH y ratificado por la Corte Suprema de Justicia.

x

Tal vez te interese

Pibes Villeros: El paro suspende el inicio de la 8° semana del juicio oral, público y secreto

El Tribunal Criminal Nº 3, que está presidido por María Alejandra Tolaba junto a las vocales Ana Carolina Pérez Rojas y ...

A %d blogueros les gusta esto: