Destacamos

Una marcha más con el reclamo de que se juzgue a los cómplices civiles de la dictadura

Organismos de derechos humanos acompañados por organizaciones sociales, sindicales y políticas protagonizaron este jueves la Marcha del Apagón N° 34, que recorre el camino desde Calilegua hasta Libertador Gral. San Martín en reclamo de memoria, verdad y justicia por las acciones represivas llevadas a cabo en 1976 en tierras del ingenio Ledesma.

Por la mañana se realizó el acto frente a la Escuela Normal de Libertador, en homenaje a los 17 estudiantes detenidos desaparecidos por la dictadura cívico militar. Se hizo en la puerta del establecimiento, ya que el ministerio de Educación negó la autorización para que se hiciera adentro, tal como lo hizo también el año pasado.

“Un año más nos cerraron la puerta del establecimiento para hacer un acto que se venía haciendo desde hace 32 años adentro de la escuela, en el patio, en la galería, donde los amigos y compañeros de los desaparecidos recorrían el lugar recordando anécdotas”, comentó a El Submarino Radio (91.5) Julio Gutiérrez, de Capoma.

Sobre las razones que les dieron desde el ministerio, señaló: “Ponen muchas excusas que no son coherentes. La resolución de la ministra dice que no se hagan tareas que no sean pedagógicas, pero nosotros, como organismos de derechos humanos, tenemos justificada la actividad y por qué se debe desarrollar adentro de la escuela, porque es una actividad incluida en el anuario escolar, es un acto por la memoria, es recordar la historia de los ex alumnos de la institución. Pero todo esto no es pedagógico para ellos”.

“Esta no es una marcha más”, afirmó a su vez el diputado provincial Juan Manuel Esquivel, referente de la Tupac Amaru. Se refería al hecho de que se está dessarrollando el sexto juicio por delitos de lesa humanidad cometidos en Jujuy, que precisamente incluye los hechos conocidos como la Noche del Apagón, en los que participó activamente la empresa Ledesma.

Por aquella participación, fueron imputados Carlos Blaquier Alberto Lemos, como responsables de haber provisto los vehículos con los que las fuerzas armadas y de seguridad cometieron los secuestros y detenciones en julio de 1976, pero fueron luego beneficiados con la falta de mérito. La Cámara argumentó que si bien estaba probado el uso de camionetas de Ledesma, no podía afirmarse que Blaquier y Lemos conocieran el para qué.

“En este juicio, que acumula muchas causas, entre ellas la Noche del Apagón, la desaparición del doctor Arédez, además de los 23 imputados deberían estar allí sentados Blaquier y Lemos, que colaboraron activoamente con el secuestro de casi 400 personas, de las cuales 33 siguen desaparecidas”, remarcó Esquivel.

En este contexto, destacó la importancia de “recuperar desde la memoria los nombres de las víctimas, mantener viva la memoria por los 33 de desaparecidos y por los sobrevivientes”, y comentó que la Legislatura provincial aprobó un proyecto suyo de declaración “en el que rendimos homenaje a los que están vivos, los que hoy están dando cuenta en los juicios de todo lo que se vivió y nos pueden relatar lo que fue el horror de ese secuestro masivo”.

Esquivel recordó que en 1976 hubo durante más de un mes muchos apagones y operativos de secuestros, no sólo en Libertador sino también en El Talar y en Vinalito, y llamó a “recordar a muchos hombres y mujeres que pusieron su cuerpo en todas las marchas del Apagón”. Evocó que las primeras se desarrollaban “por el costado de la ruta”, pero que cuando se empezó a tomar conocimiento de que esos secuestros masivos habían contado con la colaboración necesaria de la empresa Ledesma, se generó más conciencia”.

 

 

x

Tal vez te interese

Megacausa de lesa humanidad: “Marcaban las casas con reflectores”

Este jueves, se realizó la onceava audiencia por la megacausa por delitos de lesa humanidad cometidos en Jujuy. En esta instancia, ...

A %d blogueros les gusta esto: