6° juicio de lesa humanidad: Testimoniará la madre de un detenido-desaparecido. Su historia

Este jueves, se llevará a cabo, una nueva audiencia de la megacausa de lesa humanidad, desde las 16.00 horas y en la misma, testimoniará la madre de un detenido-desaparecido, Enriqueta Herrera de Narvaéz. Su hijo Hugo Narvaéz, era un estudiante jujeño que fue detenido por la dictadura en Tucumán y permanece desaparecido.

La mujer en su momento, recordó que su hijo se encontraba estudiando en Tucumán y que fue detenido el día de su cumpleaños y responsabilizó su desaparición a los militares”. Narvaéz tras su secuestro, fue trasladado al Centro Clandestino de Detención de Guerrero, junto a otros estudiantes, que también desaparecieron.

Es una megacausa (16 causas acumuladas) que tiene 113 víctimas, 38 detenidos-desaparecidos y 75 sobrevivientes, en distintos hechos sucedidos en diversos lugares de la provincia, Libertador Gral. San Martín, Calilegua, El Aguilar, Tumbaya, Guerrero, entre otros.

En las primeras dos jornadas, la secretaria de Derechos Humanos del Tribunal Oral Federal N°1 de Jujuy, Mercedes Pfister leyó la requisitoria fiscal que elevó la megacausa a juicio oral y público. El TOF, conformado por Federico Díaz como presidente de trámite, y los vocales, María Alejandra Cataldi y Mario Juárez Almaráz. Está latente la posibilidad que alguno de los represores procesados solicite utilizar el derecho a la palabra.

Son varias causas se ventilarán, entre ellas la más conocidas es la conocida como “La Noche del Apagón” y la de Mina El Aguilar, en las que se juzgará la responsabilidad civil en el Terrorismo de Estado en la provincia. Otras causas son las caratuladas Aragón Reynaldo y otros, Bazán Avelino y otros, Burgos Luis y otros, Soledad López y otros, Álvarez de Scurta y otros, Aredez Luis y otros, Paulino Galeán y otros.

Historia de Hugo 

Hugo Antonio Narváez Herrera Vivía junto a otros estudiantes jujeños en un departamento de la Calle 9 de Julio de San Miguel de Tucumán. Desapareció en la madrugada del 17 de julio de 1976 en la Peña El Alto de las Lechuzas, de 24 de Septiembre y Marco Avellaneda de esa ciudada, en momentos en que festejaba su cumpleaños con otros estudiantes de Ledesma.

A la medianoche, mientras los jóvenes se divertían, un grupo de encapuchados allanó el departamento donde vivía Hugo. Buscaban a Eduardo Cáceres, pero no lo encontraron; solo estaban Osvaldo Jayat, Gerardo Herrera y Víctor Lemme, quienes se habían quedado estudiando.

Los integrantes del grupo de tareas obligaron a los tres jóvenes, mediante amenazas, a decirles dónde se encontraban sus amigos. Luego los abandonaron en ropa interior en medio de los cañaverales de un paraje llamado El Manantial.

A las 2 de la mañana, seis encapuchados entraron armados a la peña y encerraron a los presentes en una habitación del fondo, a excepción de un hombre que se identificó como oficial del Ejército, que fue autorizado a permanecer en el salón.

En ese operativo, además de a Hugo Narváez, secuestraron también a Juan Gerardo Jarma, José Manuel Cabrera, Rubén Molina y Rubén Canseco, todos de Ledesma. Fueron llevados en un Ford y un Torino Negros y sin patentes. Nunca más se supo de ellos.

Ese mismo día fueron detenidos otros dos jujeños en San Miguel de Tucumán: Juan Carlos Espinoza, estudiante de Derecho y Ciencias Exactas, y Roberto Alejandro Polanco, estudiante de Medicina.

Existen indicios de que en los secuestros de El Alto de las Lechuzas, así como en los de los otros estudiantes jujeños, estaría relacionada Leoni Susana Auad, conocida como “La Piturra” y acusada de colaborar con los servicios de inteligencia del Ejército.

La mujer, que también es oriunda de Ledesma, está señalada como responsable de trabajos de inteligencia dentro del Centro Clandestino de Detención (CCD) “El Arsenal Miguel de Azcuénaga” y de haber integrado grupos de tareas, secuestrando a estudiantes ledesmenses.

Sobre el destino de Hugo Narváez, Hilda Figueroa, sobreviviente de la Noche del Apagón, testimonió haberlo escuchado quejarse, hablar o gritar en el CCD Guerrero, en Jujuy. De los testimonios recogidos durante el juicio por la verdad que se realizó en la provincia, surge que ese CCD estuvo activo durante cerca de dos meses, entre julio y agosto de 1976, en coincidencia con los operativos encuadrados en la llamada Noche del Apagón.

Testimonios de otros detenidos señalan que Hugo fue visto tiempo después en el Campo de Exterminio de la Compañía de Arsenales 5 Miguel de Azcuénaga, en Tucumán. Sus familiares hicieron gestiones ante la policía provincial, la Federal, el Comando Brigada V, juzgados federales, el Ministerio del Interior, el Comando del III Cuerpo de Ejército con asiento en Córdoba y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la OEA.

Hugo Narváez Herrera había egresado en 1972 de la Escuela Normal de Libertador. Es uno de los seis exalumnos que permanecen desaparecidos, cuatro de los cuales eran estudiantes universitarios en Tucumán al momento de su secuestro.

x

Tal vez te interese

Indignante: aparecen pintadas en Calilegua reinvindicando el terrorismo de estado

Cuando faltan algunos días, para conmemorar el 42° Aniversario de la Noche del Apagón, la ciudad de Calilegua amaneció con leyendas ...

A %d blogueros les gusta esto: